www.diariocritico.com

PSOE y Podemos acusan a PP y Cs de amordazar al Congreso por bloquear 4.000 enmiendas a los presupuestos

> Ambos partidos han presentado un recurso ante la Mesa y los socialistas amenazan con llegar hasta el Constitucional

jueves 18 de mayo de 2017, 10:05h
El hecho de que Mariano Rajoy esté a un sólo voto de asegurarse la aprobación de los presupuestos no implica que la batalla política por las cuentas del Estado haya acabado. PSOE y Podemos han acusado al PP y a Ciudadanos de llevar a cabo una "cacicada" y de poner una "mordaza" al Congreso al haber bloqueado el debate de hasta 4.000 enmiendas a las cuentas del Gobieno y han anunciado que recurrirán esta decisión. Los socialistas han asegurado además que están dispuestos en llegar hasta final en el conflicto parlamentario y presentar un recurso también al Tribunal Constitucional. Ciudadanos, que preside la Comisión de Presupuestos, ha criticado la irresponsabilidad del resto de partidos y ha advertido que un descuadre en las previsiones de gastos puede suponer "cargarse" los presupuestos.
El diputado de Podemos, Segundo González
Ampliar
El diputado de Podemos, Segundo González (Foto: Dani Gago/Podemos)

La tramitación de los Presupuestos Generales del Estado de 2017 ha dado pie a un nuevo conflicto institucional. PSOE y Podemos recurrirán la decisión de la Comisión de Presupuestos del Congreso de no admitir a trámite unas 4.000 enmiendas a las cuentas del Gobierno. Ambos partidos han criticado la actitud de PP y Ciudadanos y han tachado la decisión de una "cacicada" para evitar debatir las propuestas del resto de grupos.

La decisión de la mesa de la comisión se basa en que las enmiendas representan un gasto superior al previsto en el Fondo de Contingencia, que se suele utilizar para proponer nuevos aumentos de otras partidas.

En concreto, el presidente de la comisión y diputado de Ciudadanos, Francisco de la Torre, había avisado que, mientras que el Fondo sólo deja margen para aumentar 15 millones el gasto, las enmiendas suponen un gasto extra de 46.960 millones de euros.

De la Torre ha argumentado que la comisión no puede variar los niveles de ingresos y gastos, ya que estos se entienden prefijados una vez el proyecto de presupuestos supera el debate a la totalidad. Por eso, la mesa de la comisión ha instado a que las enmiendas sean dirigidas directamente al Gobierno en un trámite paralelo.

Esta postura ha sido respaldada por un informe del Gobierno que señala que sólo serán admisibles las enmiendas "constructivas", es decir, aquellas que para financiar un aumento de gasto en una partida propongan una eliminación de otro gasto de la misma sección de los presupuestos.

Pero además, el informe del Ejecutivo, defiende que no se de trámite a las enmiendas que, aunque supongan un coste menor a 15 millones de euros, tengan que ser calificadas una vez que ya se ha dado trámite a otras que agoten esa cifra. Es decir, que al final sería criterio de la Mesa de la Comisión -en la que PP y Ciudadanos tienen mayoría- el decidir qué enmiendas se tramitan en primer lugar, bloqueando automáticamente las demás.

Con este criterio, los grupos de la oposición aseguran que sólo entrarán a debate las enmiendas previamente pactadas entre el Gobierno y las fuerzas que ya han anunciado su apoyo a las cuentas. Estas enmiendas tendrán prioridad ya que aparecerán ya en la ponencia de la comisión. Si con estas aún no se ha llegado a los 15 millones de euros, el criterio que se ha utilizado hasta el momento ha sido el de tratar las enmiendas por grupo parlamentario, empezando por los de menor tamaño.

Una "mordaza"

Los primeros en poner el grito en el cielo fueron los socialistas, que ya habían adelantado la posibilidad de presentar este recurso antes de la reunión de la Comisión de Presupuestos de este miércoles.

El portavoz socialista, Antonio Hernando, ha asegurado que se trata de una decisión sin precedentes, ya que en otras legislaturas sí ha sido posible al menos debatir enmiendas que sobrepasaran la cuantía del Fondo de Contingencia.

Hernando ha señalado directamente a Ciudadanos, puesto que, según el portavoz, ni cuando el PP tenía mayoría absoluta había impedido el debate de las enmiendas. "Ningún partido ha llegado tan lejos y tan bajo como Ciudadanos para poner una mordaza al Congreso", ha acusado este jueves Hernando.

El PSOE ha recordado que ellos plantearon vías de ingresos alternativas para financiar los aumentos de gasto, pero estas propuestas también han sido desestimadas.

Por parte de Unidos Podemos, Segundo González ha asegurado que la decisión de la comisión supone una "obstrucción" de la labor parlamentaria normal. Según el parlamentario, derivar las enmiendas al Gobierno sólo provocará una mayor inseguridad jurídica ya que obligaría a debatir las enmiendas a los presupuestos sin saber si todas van a ser tramitadas.

"Están cambiando las reglas de juego a mitad de la partida. Es una injerencia, en gran medida por parte del Gobierno", ha apuntado González.

La portavoz de la formación morada, Irene Montero, ha añadido de forma posterior que esta decisión abre un nuevo conflicto entre el legislativo y el Ejecutivo, ya que consideran que el Gobierno no está dando ningún tipo de margen a la oposición para realizar su labor de enmendar los presupuestos. Montero ha asegurado que esperarán a conocer la decisión de la Mesa del Congreso antes de decidir si se suman al recurso de inconstitucionalidad del PSOE.

El PSOE ya ha anunciado que si la Mesa del Congreso -donde también tienen mayoría PP y Cs- desestima el recurso, están dispuestos a llegar hasta el final y plantear una queja ante el Tribunal Constitucional. Según ha apuntado Hernando, la decisión que se tome en referencia a las enmiendas de este año pueden afectar a los devates futuros, ya que sentarán un precedente.

"No es una carta a los Reyes Magos"

Tanto PSOE como Podemos han además coincidido en acusar a De la Torre por actuar como un "delegado" del Gobierno del PP. Pero los reproches también han venido del otro lado. El propio presidente de la comisión ha asegurado que la actitud del resto de partidos es irresponsable al hacer propuestas que descuadran las cuentas.

Especialmente duro ha sido De la Torre con el PSOE, a quien ha acusado de querer "cargarse" los presupuestos durante su tramitación después de haber aprovado el techo de gasto, es decir, la cuantía que fija cuánto pueden gastar las administraciones públicas.

"Unos presupuestos no son una carta a los Reyes Magos ni un programa de Podemos. El debate parlamentario tiene que venir sobre cuentas y no sobre cuentos", ha apuntado el diputado de Ciudadanos, que ha asegurado que no tiene sentido debatir unos gastos que no tienen posibilidad de ser financiados.

El parlamentario de Ciudadanos ha incidido en que la decisión de remitir al Gobierno algunas de las enmiendas no implica necesariamente que sean rechazadas y que es un criterio normal que el Ejecutivo se pueda pronunciar sobre propuestas que modifiquen el gasto previsto en el proyecto. Es decir, que el final del trámite llegará cuando el Gobierno imponga su veto, como previsiblemente hará.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios