www.diariocritico.com
El liderazgo femenino viaja 'de Madrid al espacio'
(Foto: Thales Alenia Space España)

El liderazgo femenino viaja 'de Madrid al espacio'

domingo 11 de abril de 2021, 11:34h

A día de hoy, todavía es una realidad la ausencia de mujeres en el sector aeroespacial. “Ahora mismo el porcentaje de mujeres es de un 25-30 por ciento, por lo que todavía queda mucho terreno para que más mujeres se incorporen a este sector, aporten su talento y aumente la diversidad en las empresas“. Así lo corrobora Rocio García, responsable de las actividades de Thales Alenia Space en España y líder del grupo madrileño de Women in Aeroespace Europe (WIA-E), una nueva asociación sin ánimo de lucro que nace en la capital con el objetivo de promover la visibilidad y el liderazgo de las mujeres en el sector aeroespacial.

Con otros 16 grupos locales repartidos por toda Europa, WIA-E Madrid surge gracias a la colaboración de más de 50 participantes, tanto hombres como mujeres. Todos ellos forman parte de instituciones y empresas líderes en el sector espacial dentro de Madrid; Airbus, Alter Technology, CDTI, Crisa, ESA, GMV, Iberespacio, Ineco, Isdefe, Lidax, Sener y Thales Alenia Space.

Las actividades que se van a desarrollar desde esta asociación son, entre otras, la promoción de las carreras STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) y la educación. “Queremos apoyar la creación de redes de profesionales, generar espacios de intercambio de experiencias y mentoring para apoyar a jóvenes recién tituladas o aquellas profesionales que quieren reorientar su carrera”, asegura Rocío García a Madridiario. Además, según relata la ingeniera, también se llevarán a cabo seminarios sobre temas de desarrollo personal y profesional, como stress positivo, autoconocimiento, soft skills y diversidad.

En este sentido, Eva Ramírez, doctora en Matemáticas y colider de WIA-E Madrid, explica que desean “dar visibilidad en las redes sociales de lo que hacemos como asociación y generar material que pueda distribuirse en los centros educativos para fomentar el interés de las chicas en estas carreras”. Para este grupo, la presencia educativa será uno de los ejes principales de actuación para conseguir sus objetivos. Por ello, ya han contactado “con algunos centros, tanto de Primaria como de Secundaria y Bachillerato para ver de qué manera podríamos colaborar. Nos gustaría formar parte de los planes de igualdad que tienen los centros y organizar talleres”, afirma Eva.

Además, también se llevarán a cabo otro tipo de actividades como la realización de entrevistas para promocionar modelos femeninos en este sector. “Estamos barajando varios perfiles, desde algunos más divulgativos, hasta otros más especializados o que ocupen cargos de responsabilidad en instituciones públicas o en empresas privadas”, asegura la matemática.

Para conseguir alcanzar las metas marcadas por WIA -E, el trabajo estará organizado en cuatro grupos: comunicación y redes sociales; actividades educativas y STEM; eventos, charlas y mesas redondas; y desarrollo personal y profesional. “La última línea de trabajo contempla sesiones de tutorización o mentorización enfocadas a alumnas de últimos cursos de secundaria, bachillerato y de universidad para que nos pregunten sus dudas e inquietudes sobre nuestro trabajo y nuestra experiencia”, explica Eva Ramírez.

Durante este primer año, se realizarán al menos cuatro actividades, que se irán anunciando a través de sus redes sociales (página web, LinkedIn de WIA-E, Facebook y otros canales). De cara a un futuro, “hemos pensado en la posibilidad de promover un programa de becas para jóvenes universitarias en empresas del sector”, asegura Rocío García.

Asimismo, desde la entidad WIA-Europe se promueven iniciativas para facilitar la red de contactos entre los miembros que están repartidos por multitud de países europeos. Por ello, desde este grupo local en la capital no dudan en que mantendrán una relación proactiva con los otros 16. De hecho, la situación actual provoca que las actividades online permitan la participación de voluntarios de diferentes ciudades e incluso, “la directora de WIA-E asistirá al evento de inauguración del día 15 que se hará en inglés para que pueda participar cualquier persona de WIA-E y de la comunidad internacional”, asevera la líder del grupo madrileño.

WIA-Europe cuenta también con 25 miembros corporativos y organizaciones asociadas, que constituyen la columna vertebral financiera de la asociación y son un factor estabilizador clave.

“Si nosotras podemos, ellas pueden”

Rocío García y Eva Ramírez son dos ejemplos claros de talento femenino en el sector STEM. Sus carreras han evolucionado marcadas por el compromiso por la igualdad de oportunidades en este sector.

Rocio, lidera el proyecto en Madrid y es Ingeniera de Telecomunicación por la UPM. Cuenta con 25 años de experiencia en el sector espacial. Empezó su trayectoria profesional en Perú en 1993, como directora de una radio y profesora de electrónica durante cuatro años. En 1997 dio el salto al sector espacial de la mano de Thales Alenia Space en Tres Cantos, Madrid.

Este “salto transoceánico” del mundo de las Telecomunicaciones al aeroespacial, se debe a que cuando llegó a España tenía que buscar un nuevo trabajo y entre las ofertas “me decanté por Thales Alenia Space porque era una empresa donde se hacía ingeniería “de la de laboratorio””, relata.

Ahora es responsable de las actividades de esta entidad en el programa europeo de navegación Galileo Segunda Generación. Rocío compagina su vida profesional con una intensa faceta de voluntariado. Ha sido mentora en el programa STEM Talent GIRL de la fundación ASTI y embajadora en Madrid del programa Thales Foundation, además de colaborar con otras organizaciones como Oxfam o Cruz Roja.

Eva Ramírez, colíder el grupo local de Madrid, ejerce actualmente como experta en GNSS en Ineco. Se licenció y doctoró en Matemáticas por la Universidad de Cádiz. Su interés por el mundo de los números era vocacional, “me parecía casi mágico las propiedades que tienen algunos números y me divertía resolviendo acertijos”, afirma.

Ambas siempre se han sentido atraídas por la rama de las Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas y a pesar de ser un porcentaje minoritario respecto a los hombres, ellas aseguran jamás haberse sentido discriminadas o en desventaja por el hecho de ser mujer. “A lo largo de los años nunca he sentido que mis opiniones o mi criterio no fueran tenidos en cuenta por el hecho de ser mujer”, asegura Eva. En el mismo sentido, Rocío explica que “en la universidad ya éramos pocas y en ningún momento tuve ningún problema, luego en mi carrera profesional tampoco he tenido dificultades añadidas por esto”.

A pesar de ello, lo que sí que es una realidad es el número de alumnas que escogen estudios STEAM, cada vez más bajo. En la Comunidad de Madrid, este porcentaje no superó el 28,5 por ciento durante el 2018/2019. Para Eva, esto podría atribuirse a que "es cierto que existe una falta de referentes femeninos en el sector científico en general, sobre todo en ciertos niveles de responsabilidad, con lo que este tipo de profesiones se ve como algo lejano".

Además, en los casos de los puestos de dirección y mandos intermedios “esos porcentajes son muchos menores, por lo que hay que trabajar para que el mismo porcentaje de mujeres se extienda a todos los niveles de la empresa cuando las personas están igualmente cualificadas”, asegura Rocío.

Ambas profesionales apuestan decididamente por la equidad, la diversidad y la inclusión ya que, como demuestran ellas mismas día a día, el talento no tiene género. Además, ahora más que nunca, el sector las necesita, “con la pandemia de la Covid se ha puesto de manifiesto que no podemos tener una economía que dependa solamente del turismo y de los servicios y que necesitamos fortalecer nuestro tejido industrial y productivo y para eso hacen falta profesionales bien preparadas, científicas, técnicas, ingenieras, investigadoras, emprendedoras…”, asegura Rocío.

Acabar con esta diferencia está cada vez más cerca y esto siempre será gracias a iniciativas como la que ahora nace de la mano de WIA-E Madrid. Su apuesta es clara, mostrar lo realmente ‘apasionante’ que puede llegar a ser el sector aeroespacial para que las nuevas generaciones se animen a formar parte de él. El día 15 de abril se materializará todos estos meses de trabajo para concienciar de que “si nosotras podemos, ellas pueden, ese es el mensaje que queremos transmitir”, concluye Eva.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios