www.diariocritico.com

Arròs Caldós

La propuesta de Pons

La propuesta que ha anunciado el conseller de Territorio, Esteban González Pons, para abaratar el coste del suelo y evitar las desmesuradas plusvalías que generan las recalificaciones urbanísticas ha causado un gran revuelo en toda la Comunitat.

La idea del conseller, que consiste en repartir las plusvalías que generan las reclasificaciones de un terreno entre las personas que han sido propietarias de él durante los últimos 25 años, parece, a primera vista, de gran utilidad para frenar los ya comúnmente llamados 'pelotazos urbanísticos'. Pero a pesar de sus loables intenciones, la iniciativa del titular de Territorio (quien, según dijo, pretende que adopte el Ministerio de Vivienda) puede considerarse más un brindis al sol alimentado por las cercanas elecciones y la polémica que existe actualmente en España acerca de la voracidad constructora que una idea que se vaya a llevar a cabo.

Tanto los promotores inmobiliarios como la oposición han mostrado sus discrepancias con el anuncio. Desde la sede socialista se recuerda a Pons que el reparto de plusvalías no elimina el pelotazo, sino que lo redistribuye, y se remarca la inseguridad jurídica que conllevaría la imposición de la medida al sector. Los propios promotores ya han mostrado sus recelos y han subrayado que es jurídicamente imposible que la propuesta se concrete en una ley.

Y es que la aplicación de la idea de Pons plantea dudas muy serias. ¿Qué sucedería si en lugar de plusvalías se generaran minusvalías con la venta del suelo? ¿Éstas también afectarían a todos los propietarios del terreno durante los últimos 25 años? Igualmente, muchos se preguntarían por qué se adopta esta propuesta en el mercado del suelo y no en otros. ¿Qué sucedería si se intentara trasladar la idea a las acciones de Bolsa?

La propuesta de Territorio, vistas las reticencias y la dificultad jurídica de llevarla adelante, tiene visos de que nunca se lleve a cabo y de que quede únicamente como muestra de que el Gobierno valenciano ha tomado conciencia sobre las "plusvalías indecentes, inmorales y escandalosas de las que únicamente se benefician unos pocos”, según apuntó el propio Pons. En el fondo de todo, tanto en la medida anunciada por el conseller como en las reacciones de la oposición, parece planear la cercanía de las elecciones municipales y autonómicas, en las cuales la política urbanística va a ser el gran caballo de batalla.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios