www.diariocritico.com

Ibarretxe, simple ciudadano vasco

   El hasta hace unos días, y durante diez años, jefe del Gobierno vasco, lehendakari Ibarretxe, he realizado este domingo unas amplias declaraciones al diario vasco Deia, órgano del PNV, de las que se asegura que serán las últimas que efectúe el ex lehendakari. Dice muchas cosas de indudable interés, de las que resumimos algunas: "No voy a optar a ningún cargo interno dentro del PNV". "Han decidido un pacto que la mayoría de este país no respalda, según todas las encuestas". "Pido perdón si a alguien le ofende mi decisión, pero creo con sinceridad que es lo mejor". "Quienes tenían que conocer mi decisión la conocieron con suficiente antelación"  Revela que fue él mismo fue quien tomó la decisión de abandonar la vida política y quien la anunció en el Parlamento Vasco. El lehendakari Juan José Ibarretxe ha abandonado la política activa tras 14 años de primera línea, y ya se considera un ciudadano más. "Diez años de lehendakari es  mucho tiempo", dice.

   "A mí no se me han hecho largos. Todo lo contrario. Cuando te levantas todos los días con una dosis de entusiasmo para encarar los problemas de tu sociedad, los días parece que no pasan. Y recuerdo lo que dice mi aita: 'Nos vamos a la cama porque se hace de noche, no porque el trabajo se haya acabado'". La decisión de iniciar una nueva etapa en su vida política fue relativamente rápida, tras constatar que el PSE optaba sin ningún tipo de matiz por lograr un pacto con el PP para que Patxi López fuera lehendakari.

   "En algún momento confié en que hubiera sido posible un pacto entre el PNV y el Partido Socialista de Euskadi. Tuve una esperanza sincera de que así fuera. En función de los resultados electorales, era la solución más coherente y lógica, teniendo en cuenta el discurso que los socialistas habían hecho en la campaña. Conscientes de la situación económica que tenemos y los retos pendientes que hemos de afrontar, presentamos al PSE un pacto para dotar de estabilidad tanto al Gobierno vasco como al Gobierno del señor Zapatero. Los socialistas no invirtieron ni un minuto en estudiarlo. Yo hubiera estado dispuesto a no presentar mi candidatura para facilitar un acuerdo. Tanto en las de Euskadi como en Madrid, insisto. En la reunión que tuvimos en la sede del PNV Jesús Eguiguren nos dijo que la decisión de pactar con el PP estaba ya adoptada, incluso 'aunque Ibarretxe no fuera el próximo lehendakari'".

   "Creo que la sociedad debe conocer estos hechos, porque le ayudarán a formarse una opinión. Ni aunque yo hubiera renunciado a ser lehendakari, a pesar de haber sido el más votado, estuvieron dispuestos a hablar. Lo cierto es que podríamos estar en una situación completamente diferente a la que estamos, pero han elegido un escenario de frentismo con tal de hacer a Patxi López lehendakari. Han decidido establecer un pacto que la mayoría de este país no respalda". Dice en otro momento de la conversación que "en política hay que saber estar con honestidad y con dignidad. Yo he intentado mostrar al nuevo lehendakari el respeto y la consideración que, en muchas ocasiones, el PSOE no ha tenido conmigo. ¿En el acto de Gernika? Reconozco que tuve sentimientos encontrados. Por un lado emoción, porque es imposible no tenerla, y por otro, una cierta pena porque tradiciones de decenas de años se hayan truncado. Pero bueno, cada uno hace lo que cree que debe hacer y son los ciudadanos y las ciudadanas las que tienen que valorarlo. Ver a alguien prometer su cargo sobre un Estatuto -el de Gernika- que no ha cumplido, da que pensar; y contemplar a las Fuerzas Armadas de España dentro de la Casa de Juntas, también".

   Sobre su renuncia a su condición de parlamentario explica que cree que su labor ha concluido y que tienen que venir otras personas para encarar el futuro. "Aquí no estamos para siempre y en política hay que saber estar y hay que saber irse también. Afrontamos una nueva etapa política que necesita también de nuevas personas. Y yo soy el primero que tiene que dar ejemplo. Estamos en otro ciclo político que necesita liderazgos diferentes. Habrá muchas personas de buena fe, que me han mostrado en múltiples ocasiones su aprecio y que me han dicho que me quieren, a los que les costará entender esta decisión. Y les pido perdón si a alguno le he podido ofender".

   Sobre si ha tomado esta decisión con algún resentimiento, afirma Ibarretxe: "Con ninguno. Tengo mi conciencia más tranquila que nunca. Creo que he hecho lo que tenía que hacer para solucionar los problemas de este país. Yo estoy orgulloso de que hayamos conseguido ser uno de los países más avanzados de Europa o que estemos a la cabeza en esperanza de vida o que seamos el único lugar del Estado donde nuestros pensionistas tienen una pensión mínima de 700 euros al mes. Este país tiene una sociedad y unas personas impresionantes". Y a la pregunta de si se arrepiente de algo, dice el ex lehendakari: De muchas cosas. "Nadie es perfecto y yo tampoco, faltaría más. Pero con mis aciertos y mis errores, siempre he tomado decisiones pensando en la dignidad de este país y no tengo problema alguno en reconocer que con el paso del tiempo reconoces que hay cosas que las hubieras hecho de otra manera. Si este Gobierno ha hecho alguna cosa mal, la responsabilidad es mía porque el equipo de gente que he tenido a mi lado lo ha dado todo por este país".

   Y reitera que no optará a ningún cargo interno dentro del partido. "He ostentado la máxima representación de este país y tengo suficientemente satisfechos todos los anhelos o deseos políticos que se puedan tener. Mis aspiraciones políticas están más que satisfechas. Para mí ha sido un enorme honor ser lehendakari. Aunque si mi partido me llama para cualquier cosa, yo estaré allí para lo que sea y para lo que haga falta. Pero en la primera línea de trabajo y ante la opinión pública deben de estar otras personas, las que ahora forman parte de la Ejecutiva y del grupo parlamentario. También las que están en instituciones como las diputaciones o los ayuntamientos. Mi proyecto en adelante es ser Juan José Ibarretxe, la persona y el economista al que siempre le ha gustado trabajar para conseguir un mundo mejor. No he tomado una decisión definitiva. Y cuando la tome, todo el mundo lo sabrá".

   Ibarretxe hace a continuación unas primeras críticas a su sucesor, Patxi López: "Me llama la atención que se pasen el día diciendo lo que el Gobierno no va a ser, en lugar de explicar lo que el nuevo Gobierno va a llevar a cabo. No acabo de ver con qué proyecto político van a gobernar, ni cómo van a encarar la situación de crisis en la que estamos. No les une nada y les separa prácticamente todo. Se pasan el día discutiendo e, incluso, insultándose. El propio Iñaki Oyarzábal resalta que no han pactado la política económica porque ellos tienen recetas más eficaces. ¿Entonces, qué han pactado? ¿Controlar EiTB, hacer desaparecer el euskera de la función pública y ocupar el poder institucional desalojando al PNV de las instituciones habiendo sido el partido ganador? Espero que no traten de acabar con la singularidad del autogobierno vasco y conviertan a Euskadi en una autonomía más de régimen común. El Parlamento Vasco aprobó en el año 1995 un informe sobre las transferencias pendientes y sobre las prioridades de cómo había que abordarlas. Ni el PP ni el PSOE han hecho nada desde entonces".

   Responde Ibarretxe a otra cuestión: ¿veremos, entonces, un próximo final de ETA? Contesta: "Creo que debemos ver cómo ETA renuncia a la violencia. ETA debe abandonar el terrorismo y el acoso a quienes no piensan como ella, así como la extorsión y las amenazas, especialmente a los empresarios. Y, mientras tanto, los problemas políticos los han de resolver los partidos que representan a esta sociedad, al conjunto de la sociedad sin exclusiones, en una mesa de diálogo. Y, por supuesto, la decisión final la ha de tener la ciudadanía".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios