www.diariocritico.com

Comienzo de las tareas de exhumación

Ian Gibson: 'Es posible que nunca sepamos dónde está enterrado Lorca'

Ian Gibson: "Es posible que nunca sepamos dónde está enterrado Lorca"

El hispanista Ian Gibson, experto en la obra y biógrafo de Federico García Lorca, ha lamentado que la declaración como lugar "apto para el enterramiento" del parque del Alfacar (Granada) donde se cree que yacen los restos mortales del poeta pueda implicar que no sea necesario identificar su cadáver y que nunca se conozca si está allí.

Tras la firma por parte de la Junta de Andalucía del convenio para la excavación y exhumación del paraje de Fuente Grande, ha criticado el "secretismo radical" que se trata de imponer sobre este proceso, que podría concluir sin aportar certezas sobre el modo en que murió el poeta ni el lugar exacto donde se encuentra.

"Es posible que nunca sepamos dónde está Lorca y que nos quedemos con la misma duda de siempre", ha criticado este investigador, quien precisamente a través de diferentes testimonios logró situar la zona de Alfacar donde se encontraría el dramaturgo, que además coincide con la que ahora va a ser excavada, una vez estudiada con georradar.

El hispanista ha cuestionado la forma en la que el Ayuntamiento de la localidad habría pedido la declaración de esa zona como lugar autorizado para el enterramiento y ha apuntado a la posibilidad de que esta administración municipal haya tenido "presión" de la Junta, que trataría de responder así a una petición de la familia Lorca.

De hecho, los descendientes del poeta alegaron ante la Consejería de Justicia que, sin necesidad de una previa exhumación, no debería existir impedimento para que el paraje se habilitara como "lugar autorizado" para el enterramiento, lo que creían que supondría el "reconocimiento moral e histórico" y la protección de aquel entorno.

A juicio de Gibson, declarar este paraje como cementerio hace que los sobrinos de Lorca, contrarios a que los restos de su tío sean "removidos", "se salgan con la suya", puesto que si esa zona ha pasado a ser "apta" para el enterramiento no sería necesario llevarse los huesos a otro emplazamiento ni, por tanto, que fueran identificados.

Según Gibson, la familia sólo se reservó el derecho para pedir la identificación de Federico y disponer de los restos ante la posibilidad de que estos hubieran tenido que ser retirados de allí y llevados al camposanto de Alfacar. Aunque ha aclarado que no está en contra de que la zona sea declarada legalmente autorizada para el enterramiento, sí ha mostrado su rechazo a que todo ello "se use" e implique que nunca se pueda conocer si allí se encuentra García Lorca, puesto que dicha decisión depende única y exclusivamente de sus familiares.

Gibson cree también que la Junta de Andalucía "podría haberlo organizado todo de otra manera" y ha recordado el caso del director de teatro y cantautor Víctor Jara, cuya exhumación fue acordada como una "decisión estatal" por parte de Chile.

"Quiero que haya luz y taquígrafos y completa transparencia en este proceso", ha señalado el escritor, quien ha reiterado que devolverá la Medalla de Andalucía que le concedió el Gobierno andaluz en 1998 si los restos del poeta no son identificados tras la apertura de la fosa en la que supuestamente se halla.

El estudio con georradar efectuado por el Instituto Andaluz de Geofísica por encargo de la Junta de Andalucía ha localizado seis posibles fosas en el paraje de Alfacar donde se cree que yace el poeta, lo que dará lugar al inicio "inmediato" de las excavaciones.

LA FAMILIA GALINDO, A LA ESPERA

Por su parte, la familia del maestro republicano de Pulianas (Granada) Dióscoro Galindo, supuestamente enterrado en la misma fosa común que Federico García Lorca y los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, no descarta identificar sus restos una vez haya comenzado la exhumación en Alfacar.

En declaraciones a Europa Press, el bisnieto del maestro, Raúl Guindal, confió en que la Consejería de Justicia se ponga en contacto con su familia si el análisis antropológico de los huesos determina su identificación, teniendo en cuenta que la tarea sería sencilla, puesto que le faltaba una pierna.

La familia es contraria a la exhumación, y así lo hizo constar en la alegación presentada ante la Administración Autonómica, pero, puesto que las tareas son "inminentes", esperará a ver cómo se desarrollan los trabajos para adoptar una postura concreta. "Sacar los huesos y devolverlos al mismo lugar (puesto que el paraje ha sido declarado apto para el enterramiento) sería un poco chapucero", mantuvo Guindal.

Así, los Galindo esperan ser informados de todas las fases del proceso, que también confían en que no se convierta en un "circo mediático", propiciado en parte, según consideran porque la fosa en cuestión esconde los restos del poeta, autor de 'Yerma'.

En ese sentido, Raúl Guindal consideró "totalmente lógica" la posición de los sobrinos de García Lorca, que se han reservado el derecho a identificar sus restos para que, según entiende el bisnieto del maestro, "no sea la Junta la que decida dónde reposen sus huesos".

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios