www.diariocritico.com

Vettel se llevó el último Gran Premio

Especial final de temporada: se acabó la pesadilla de Alonso

Especial final de temporada: se acabó la pesadilla de Alonso

   La conclusión del Mundial de Fórmula 1 en el despampanante circuito de Yas Marina también ha supuesto el fin de la relación entre Renault y Fernando Alonso, que la próxima temporada cambiara las penurias del "peor coche de la parrilla", como él mismo lo ha definido, por el glamour de Ferrari, que ya está trabajando para poner en manos del asturiano un bólido campeón.
   La escudería francesa ha sido el verdadero hogar de Alonso en la Fórmula 1, el equipo para el que ha pilotado siete años en dos etapas muy diferentes en todos los sentidos: la primera llena de éxitos, la segunda desangelada y casi huérfana de alegrías.

   Su desembarco en Renault se produjo en 2002, donde rodó todo el año como piloto probador tras su año de debut en Minardi. Alonso pasó a la titularidad en 2003, un año en el que presagió éxitos mayores con la primera victoria de su carrera, en Hungría. La temporada siguiente acabó cuarto en el Mundial y su camino al éxito parecía definitivamente despejado.

   El éxtasis llegó en los años 2005 y 2006, cuando Alonso hizo historia en el motor español con sus dos Mundiales. Las estampas habituales de aquel bienio de gloria pasan por los abrazos de alegría con Flavio Briatore, los continuos baños de champán --14 victorias-- y el rostro desencajado de un gran campeón como Michael Schumacher, relegado por el asturiano.

Segunda etapa

   Esta primera etapa concluyó con el fichaje de Alonso por McLaren-Mercedes, que hacía presagiar muchos más años de éxitos con las flechas plateadas. Sin embargo, la llegada de un novato pleno de ambición como Lewis Hamilton trastocó los planes del asturiano, que fue víctima de la incapacidad de su nueva escudería para manejar la situación.

   Trasquilado por su mala experiencia, el hijo pródigo retornó solo un año después a Renault con la esperanza de reverdecer laureles en la escudería del rombo, pero otra vez sus esperanzas se vieron frustradas. El equipo ya no estaba en disposición de ofrecerle un coche ganador y las victorias del año pasado en Singapur y Japón son las únicas alegrías en dos temporadas de decepciones.

   Ahora la historia se repite y Alonso deja Renault para llegar a una escudería ganadora en la que deberá convivir con un piloto ambicioso, en este caso el brasileño Felipe Massa. Con la experiencia acumulada después de nueve temporadas en el 'Gran Circo' y más maduro a sus 28 años, el asturiano espera que el 'Cavallino Rampante' le reconduzca a la senda de la victoria.



Baile de asientos en la parrilla

   El gran circo echó el cierre con la vista puesta en una próxima campaña en la que no solo habrá cambios en las reglas de los Grandes Premios, sino que además habrá un numeroso baile de asientos en los monoplazas de las diferentes escuderías.

En principio, el asturiano tendrá a McLaren como principal competidor en la lucha por el Mundial, con el británico Lewis Hamilton como máximo referente. En el otro asiento, todo apunta a que el finlandés Heikki Kovalainen dejará un puesto libre para el que suenan como principales candidatos el eterno probador de la escudería, el español Pedro De La Rosa, el finlandés Kimi Raikkonen o el alemán Timo Glock.

   Por su parte, los actuales campeones del mundo y gran revelación de la pasada temporada, BrawnGP, volverán a estar liderados por el inglés Jenson Button, tras jurar fidelidad al equipo. Por su parte, la posible marcha del brasileño Rubens Barrichello a Williams podría ser cubierta por el joven piloto alemán Nico Rosberg.

   Además, la puesta de largo del equipo español debutante en la Fórmula 1, Campos Meta, tendrá como protagonista de lujo al brasileño Bruno Senna, sobrino del triple campeón del mundo Ayrton Senna. Para el otro asiento de la escudería fundada por el ex piloto Adrián Campos parte como candidato el español Pedro De La Rosa, aunque no hay nada cerrado.

   A su vez, el polaco Robert Kubica correrá el año que viene en Renault, donde aún no han confirmado su compañero de equipo, tras dejar atrás BMW Sauber, la cual dejó la Fórmula 1 al final de esta temporada.

   En cambio, otros equipos apostarán por la continuidad, como es el caso de Red Bull y su filial Toro Rosso. El alemán Sebastian Vettel y el australiano Mark Webber seguirán en Red Bull, mientras que el español Jaime Alguersuari y el suizo Sébastien Buemi harán lo propio en Toro Rosso.

   Otra de las grandes novedades del próximo curso será la presencia de cuatro escuderias nuevas, entre las que destaca la española Campos Meta. Las otras tres, Manor, Lotus y US F1 Team, aún no tienen confirmados ninguno de sus pilotos, para una nueva temporada en la que se pretenderá devolver la emoción a la Fórmula 1.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios