www.diariocritico.com

Liga de Campeones

El Real Madrid despierta de su letargo en Bucarest (1-4)

miércoles 18 de octubre de 2006, 09:30h
El Real Madrid campeó el temporal en Bucarest (1-4), insufló ánimos renovados a su afición en vísperas del 'clásico' y especialmente aclaró su clasificación para la siguiente fase de la Liga de Campeones, recuperando en parte el orden, la actitud y su fertilidad goleadora. Los blancos lavaron en parte la penosa imagen ofrecida en Getafe, pintándole la cara a un débil Steaua, que asustó en la previa, pero no en el césped. Capello no arriesgó en la medular y entregó de nuevo los galones a Emerson y Diarra. En cambio sí modificó las bandas y entregó la titularidad a Robinho, y en el eje central repitió oportunidad con Helguera.
Real Madrid
Real Madrid
Los cambios en el 'once', que dieron solidez al equipo en defensa, con Sergio Ramos de lateral diestro, y verticalidad por el flanco izquierdo surgieron efecto. También la lógica reacción que provoca un fiasco de las dimensiones de Getafe, pero sobre todo el oportunismo de Sergio Ramos en el minuto nueve, rematando en franquicia un saque de esquina botado por Guti.

El tanto permitió crecer a los blancos, aunque antes ya habían demostrado condiciones diferentes. Sus primeros diez minutos se asemejaron a los jugados ante el Betis, incluso en el gol que entonces fue de Diarra. El Real Madrid abrió el campo, con Robinho, y el sacrificado Raúl en la derecha, y eso le permitió mover el balón con mayor velocidad. El equipo madridista ponía pronto remedio a los males de hace sólo cuatro días. No sólo parecía mejor por lo malo que fue en Getafe sino que era mejor, más fiable y sobre todo ambicioso, especialmente por el flanco izquierdo con la participación positiva de Robinho y las incorporaciones de Roberto Carlos.

Raúl añade más oportunismo

El Steaua se amilanó. Nunca presionó a los blancos y así los de Capello vivieron cómodamente hasta aumentar su ventaja al filo de la media hora con un tanto de oportunismo de Raúl. El 'siete' blanco apenas participó, pero aportó su zurda para aclarar un partido que sirvió a los madridistas para redimir sus pecados. La lógica del mejor fútbol merengue le permitió liquidar el encuentro al inicio del segundo acto, con gol de Robinho en un bonito contragolpe.

El Real Madrid despegaba, y realmente en anécdota quedó el apretón de los rumanos cuando Badea aprovechó el único desconcierto de la defensa merengue en los noventa minutos. El conjunto de Chamartín redondeó una noche feliz, de las que todavía necesita bastante, con una pieza de orfebrería de Van Nistelrooy. El trabajo del holandés tuvo su premio cuando el tulipán recibió en el área y con una sutil vaselina superó a Fernandes yu recibió incluso la ovación de la grada.

FICHA TÉCNICA

--RESULTADO: STEAUA DE BUCAREST, 1 - REAL MADRID, 4 (0-2, al descanso).

--EQUIPOS. STEAUA DE BUCAREST: Fernandes; Saban (Thereau, min.59), Goian, Ghionea, Marin; Nicolita, Lovin (Petre, min.62), Paraschiv (Oprita, min.78), Bostina; Dica y Badea. REAL MADRID: Casillas; Sergio Ramos, Cannavaro, Helguera, Roberto Carlos; Diarrá, Emerson; Robinho, Guti (Beckham, min.71), Raúl y Van Nistelrooy (Ronaldo, min.76).

--GOLES. 0 - 1. Min, 9. Sergio Ramos. 0 - 2. Min, 4. Raúl. 0 - 3. Min, 56. Robinho. 1 - 3. Min, 64. Badea. 1 - 4. Min, 76. Van Nistelrooy.

--ARBITRO: Roberto Rosetti. Amonestó a Dica (min.28) y Goian (min.74) en el Steaua de Bucarest.

--ESTADIO: Steaua Stadium, 35.000 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios