www.diariocritico.com

Valencia se despide de la fiesta grande

El fuego y las lágrimas ponen fin a las Fallas 2010

El fuego y las lágrimas ponen fin a las Fallas 2010

Punto final a las Fallas 2010. La cremà de la Falla Municipal infantil comenzó a las 23:00, media hora después que la ganadora del Primer Premio de la Sección Especial Infantil, Exposición-Micer Mascó. Junto a la falla realizada por los artistas José Luis Ceballos y Paco Sanbria, se encontraban allí presentes éstos mismos, la Fallera Mayor Infantil 2010, Ariadna Galán, acompañada de su Corte de honor, la Alcaldesa de Valencia, Rita Barberá y el Presidente de Junta Central Fallera, Felix Crespo.

La plaza del Ayuntamiento estaba llena de curiosos que no querían perderse este acto que marca el final de las Fallas 2010.

Una gran traca, encendida por Ariadna Galán, prendió los museos valencianos de ‘Entra i vorás’. En poco más de cinco minutos, los ninots de la falla quedaron reducidos a cenizas, bajo un espectáculo de luz y calor a cargo de la pirotecnia Caballer. La Fallera Mayor Infantil no paró de llorar, al igual que sus compañeras de estas Fallas 2010.

Una hora antes de la propia cremà Ariadna Galán y su Corte de Honor eligieron los ninots que serían indultados para que ellas tuvieran un recuerdo de esta falla infantil convertida ya en ceniza.

A las 00:00 se quemaron todas las fallas de la ciudad, excepto el monumento de la comisión Convento-Jerusalén, que lo hizo a las 00:30 como manda la tradición -por ser el Primer Premio de la Sección Especial-.

La plaza del Ayuntamiento siguió llena de visitantes a las 01:00, hora en la que comenzó la cremà de la Falla Municipal del Ayuntamiento, la cual fue precedida por un gran castillo de la pirotecnia Caballer.

La Fallera Mayor de Valencia, Pilar Giménez, observó la cremà de ‘Falles o Treballes?’ desde el balcón del ayuntamiento. Junto a su Corte de Honor, se encontraban allí presentes la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el concejal de Fiestas, Félix Crespo.

A las 01:00 el cielo de Valencia comenzó a iluminarse de luz y color con el espectacular castillo de fuegos artificiales que a continuación haría prender el monumento la Fallera Mayor de Valencia. Momentos de emoción y llantos fueron los que hicieron prender esta falla que poco a poco consumía la belleza para quedar en el olvido y la nostalgia de todos.

Caballer convirtió el prendido en uno de los más originales de los últimos años. No en vano, la mayor parte del tiempo que las llamas estuvieron en todo lo alto también lo estuvo el espectáculo pirotécnico preparado para la ocasión, en un paralelismo visual inigualable.

Una vez prendida la falla, se escuchó por toda la plaza el himno regional y el himno nacional. Valencia se despide ya de la fiesta grande, da paso a la primavera y comienza los preparativos del espectáculo del año que viene: pistoletazo de salida a las Fallas 2011.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios