www.diariocritico.com

Según el Programa de la ONU para el Desarrollo

Son América Latina y Caribe las regiones más desigual del mundo

Son América Latina y Caribe las regiones más desigual del mundo

América Latina y el Caribe es la región más desigual del mundo y esa tendencia podría agudizarse, dijo hoy el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en su primer informe sobre desarrollo humano en la zona.

El organismo fundamentó su apreciación en que 10 de los 15 países con mayores niveles de desigualdad en el mundo se encuentra en esta región.

El informe fue presentado por el representante del PNUD en Ecuador, José Manuel Hermida, en un acto al que asistieron las ministras ecuatorianas de Coordinación de Desarrollo Social, Jeanneth Sánchez y de Patrimonio, María Fernanda Espinosa.

Según el documento, Bolivia, Haití y Brasil son los más desiguales y su coeficiente de Gini, que mide el ingreso per cápita, registra un índice superior al 55 por ciento.

Sin embargo, otros como Costa Rica, Argentina, Venezuela o Uruguay muestran mayor equidad, con índices inferiores a 49 por ciento.

En México, ese índice es de 51 por ciento; en República Dominicana, 52; Guyana y Nicaragua, 54 por ciento; Guatemala, Chile, Panamá, Honduras, Paraguay y Colombia, 55 y Ecuador 56 por ciento.

Al referirse a acceso a servicios de infraestructura, el informe señala que hay casos como los de Chile y Costa Rica, donde la diferencia entre el 20 por ciento de la población con mayores ingresos y el 20 por ciento con ingresos menores, es relativamente baja.

Pero persisten casos como los de Perú, Bolivia y Guatemala, que presentan una baja cobertura de esos servicios y grandes brechas entre ambos grupos.

Con relación a la escolaridad subrayó que sólo el 3.1 por ciento de jóvenes cuyos padres no terminaron la primaria concluyen sus estudios superiores, mientras que la cifra se eleva a 71.6 por ciento, cuando sus padres tienen título universitario.

Al referirse a la evolución de la desigualdad, el informe señaló que tras un continuo crecimiento entre 1980 y principios de la década del 2000, el problema disminuyó ligeramente en los últimos años en la mayoría de países.

Ello se debe a una más equitativa distribución de la educación, una reducción de la desigualdad de los ingresos no laborales, el crecimiento económico de la región y una mejora en la incidencia del gasto social gubernamental.

Sin embargo, advirtió que esa tendencia podría frenarse en los próximos años, entre otras razones a causa de la crisis económica mundial, que ya ha causado aumento en los niveles de desigualdad.

Añadió que para evitar ese deterioro es necesario mejorar la calidad de la educación y hacer más progresivo el gasto social de los países.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios