www.diariocritico.com
Un modelo que asegura la igualdad

Un modelo que asegura la igualdad

El pasado mes de junio Ramón Luis Valcárcel hacía  unas declaraciones en las que rechazaba la posible devolución al Estado de competencias autonómicas. Esa opinión de Valcárcel fue la respuesta a una pregunta que se le formuló respecto  a una corriente de opinión, extendida en los últimos meses, tendente a fortalecer al Estado en su defensa del interés general de los españoles y evitar la disgregación que se ha producido en diversas materias, según la gestión que se hace de ellas en cada comunidad autónoma.

Sin ánimo de ser vanidosos, la autoría de esa corriente de opinión corresponde a Unión Progreso y Democracia. La defensa del Estado es una de las cuestiones fundamentales por las que fundamos UPyD. En contra de lo que  algunos afirman  con cierto tono peyorativo, el nuestro no es un partido "neocentralista". Simplemente, analizamos los hechos políticos  en función de  sus resultados y consecuencias, no por la carga ideológica de la que se les suele dotar. Si planteamos la devolución de la Educación al Estado es porque es inasumible que haya 17 sistemas educativos distintos que propicien desigualdad en lo que se enseña a nuestros jóvenes, además de otro tipo de desigualdades que afectan directamente a derechos  básicos como el uso del castellano. Lo mismo se podría decir del catálogo de prestaciones sanitarias, diferente en función de la comunidad autónoma en la que  se resida. UPyD ha propuesto en su I Congreso un sistema de Estado federal que asegure las mismas prestaciones  de servicios e  igual sistema de financiación y competencias en todas las comunidades autónomas. Eso es lo que quiere decir federal, en contraposición al modelo confederal de bilateralidad que  con tanta irresponsabilidad inauguró Zapatero en el Estatuto catalán. Modelo, por cierto, del agrado de Camps, ya que  se sumó a él de inmediato mediante disposiciones del Estatuto valenciano que establecen competencias similares al catalán. La reciente sentencia dictada por el Tribunal Constitucional ha invalidado algunos de los artículos fundamentales del Estatut, lo que viene a confirmar las tesis de quienes opinábamos sobre la inconstitucionalidad del texto.

La introducción de ciertos temas en el debate político realizada desde UPyD está obligando a pronunciarse a los otros partidos. Incluso, hay quien  los  anuncia después como si fuesen iniciativas propias. Bueno, eso está bien, que el sentido común se vaya imponiendo. Si repasamos los periódicos de las últimas semanas podremos leer muchas opiniones favorables a reducir fundaciones y consorcios en las comunidades autónomas, a rebajar el gasto o, incluso, a suprimir las televisiones autonómicas, y otras sobre la posibilidad y conveniencia de disolver las Diputaciones Provinciales. Todos estas medidas las reclama UPyD desde hace bastante tiempo, algunas de ellas desde que nos constituimos como partido político.

Además, muchas declaraciones están sirviendo para que se visualice que no todos los partidos políticos decimos lo mismo. Valcárcel lo ha dejado claro: él y el PP  no son partidarios de medidas que refuercen al Estado y aseguren la igualdad de todos los ciudadanos, murcianos, extremeños o castellanos. Nosotros, en cambio, proponemos que el sistema autonómico se racionalice para asegurar la igualdad de derechos y prestaciones de todos los españoles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios