www.diariocritico.com

Con el 99,94% del voto escrutado

Arrasa Artur Mas, debacle del tripartito y el PP se convierte en tercera fuerza política

Arrasa Artur Mas, debacle del tripartito y el PP se convierte en tercera fuerza política

Montilla confirma que no repetirá como líder socialista | Mas tiende la mano a todos

En Cataluña ha ocurrido lo que era previsible y había sido anunciado: con el 99,75 por ciento de los votos escrutados arrasó Artur Mas con 62 diputados; se desplomaron todos los partidos del tripartit -PSC, se quedó con 28; ERC, con 10, e ICV con otros 10, perdiendo, los tres en conjunto, 22 diputados respecto a 2006-; el PP se convirtió en la tercera fuerza política con 18 escaños y Joan Laporta entró en el Parlament con 4 diputados, poniendo la nota cómico-grotesca de una campaña a lo Cicciolino. Ciutandans mantuvo sus tres escaños. Artur Mas presidirá la Generalitat y podrá hacerlo en solitario, utilizando, en todo caso, la famosa 'geometría variable'. Montilla dejará el liderazgo del PSC en el próximo Congreso.

Ni siquiera ocurrió lo que más temían los dirigentes de CiU: que hubiera voto oculto socialista -es decir, que determinados ciudadanos no se atrevieran a revelar a los encuestadores qué opción iban a votar, aunque ya habían decidido votar PSC- lo que podría haber trastocado los sondeos y las previsiones y le hubiera aguado la fiesta nacionalista a Convergencia i Unió. Y todo con una participación ligeramente superior a la de 2006: han votado un 59,75 % de los electores, cuando hace cuatro años fue del 56,04 %.

En aquellas elecciones de 2006, CiU obtuvo 48 escaños; el PSC, 37; ERC, 21; el PP, 14; ICV, 12; y Ciutadans, 3. Entonces, los del tripartit pudieron sumar mayoría absoluta. Ahora, el molt honorable president es sin duda Artur Mas.

% Escaños 2010 2006
CiU 38,47% 62 48
PSC 18,31% 28 37
PP 12,33% 18 14
ICV 7,39% 10 12
ERC 7,00% 10 21
Laporta 3,28% 4 -
Ciutadans 3,40% 3 3


En sus primeras reacciones, el director de campaña de CiU, David Madí, afirmó que ésta es una "victoria histórica del catalanismo" y que el tripartito no se podrá reeditar: "Se abre una nueva página para el futuro de Cataluña". Poco después, el portavoz en el Congreso, Duran i Lleida recalcaba que "ahora ya nadie podrá discutir que Artur Mas sea president".

Por esas horas comparecían separadamente en Madrid la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el secretario de Organización federal del PSOE, Marcelino Iglesias. La popular, para recalcar que "los catalanes han votado por el cambio y ello quiere decir, tanto en Cataluña, como en España, que el proyecto socialista ha sufrido un duro castigo". Para el PP, éste es el principio de la debacle socialista a nivel nacional. Marcelino Iglesias, por su parte, resumía en una sola frase la decepción de los socialistas reunidos en la sede federal en Madrid: "Hoy compartimos con nuestros compañeros del PSC una derrota".

Montilla no repite ni como primer secretario socialista

Por el PSC, su viceprimer secretario, Miquel Iceta, a quien un infiltrado lanzó un huevo al grito de 'Viva España', felicitaba a CiU reconociendo que "hemos tenido un resultado muy inferior a nuestras expectativas".

Una vez confirmados los resultados, el primer secretario del PSC, José Montilla, comparecía para anunciar, no que dimitía, pero sí que no volverá a ser candidato ni a la presidencia de la Generalitat -algo que ya había dicho en campaña- ni a la reelección como primer secretario de los socialistas catalanes cuando se celebre el próximo congreso.

Montilla empezó agradeciendo el "afecto y respeto" de los ciudadanos a lo largo de su mandato y también a los "centenares de hombres y mujeres" que han estado a su lado y que han confiado en él y el PSC: "Hoy hemos perdido unas elecciones pero no hemos sido derrotados en nuestras convicciones", dijo, para felicitar luego a sus adversarios de CiU "por su amplia victoria" y reconocer que ahora es a Artur Mas a quien le toca formar Gobierno: "Le deseo acierto en una situación complicada" debido a la crisis. "Nosotros debemos reflexionar y constituirnos como alternativa" al nuevo Gobierno, con el que colaborarán -ha dicho "para lucha contra la crisis con coherencia".


Los otros candidatos

Ignasi Llorente, portavoz de ERC, hacía juegos malabares para sortear las severa derrota que los republicanos catalanistas han cosechado en estos comicios, en los que han perdido 11 diputados. Se 'felicitaba' Llorente porque a la sociedad "sí le interesa la política", tal como se ha demostrado con los altos índices de participación. También ha señalado, en relación a la victoria de CiU que "como país es bueno que quien gane obtenga victoria sobre el 50 por ciento".

Jordi Cornet, secretario general del PP de Cataluña y número 2 en las listas de Alicia Sánchez-Camacho, remarcaba el hundimiento del tripartito poco antes de que compareciera la propia Sánchez-Camacho, que agradeció la participación en unos comicios que han demostrado que Cataluña "quiere un cambio". Estaba exultante porque el PP ha obtenido en Cataluña "su mejor resultado, y esto es un hecho histórico", y, sobre todo, porque "el cambio en España comienza con este resultado histórico en Cataluña", señalando a Mariano Rajoy como uno de los artífices de esta victoria.

Para Dolors Camats, de ICV, "parece evidente que se confirman encuestas" y los resultados de su formación, que ha sufrido un bajón electoral, aunque más suave que los otros partidos del tripartit, los abordó con "mucha prudencia pues sabemos que el resultado final depende mucho de los resultados de nuevas formaciones".

Uriel Bertan, número 3 del SI de Joan Laporta, afirmaba a primeras horas de forma un tanto triunfante, por no calificarlo de iluso, que "sólo entraremos en el Gobierno si éste es de transición hacia la independencia en esta legislatura. Si no, haremos oposición". Por ello, "nuestra primera propuesta será la declaración de independencia para Cataluña" y, además, "pediremos libertad de voto para los diputados. Nuestro resultado demuestra que Cataluña es una nación".

Finalmente, José Manuel Villegas, director de campaña de C's, valoró muy positivamente el incremento de participación, por encima de un 60 por ciento y dijo que el resultado de Ciutadans es importante "porque nos podemos consolidar el Parlamento y eso es la primera vez que lo consigue una formación que había entrado en la legislatura anterior".

- Lea también:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios