www.diariocritico.com

Renfe propone un plan alternativo para facilitar la conexión entre Madrid y Valencia

El corte en la C-3 afecta a 4.000 viajeros y 34 trenes

La interrupción del servicio de Cercanías en la línea C-3 entre las estaciones de Ciempozuelos y Aranjuez ha terminado por afectar a la conexión del servicio ferroviario entre Madrid y la Comunidad Valenciana. Este lunes se registran retrasos  medios de 45 minutos que afectan a 34 trenes "Alaris" y "Altaria" y a 4.000 viajeros, según han informado fuentes de Renfe. Asimismo, indicaron que, entre tanto, la compañía ha habilitado planes de transporte alternativos para evitar molestias a los pasajeros.
La interrupción de la circulación entre las localidades madrileñas de Aranjuez y Ciempozuelos desde el pasado lunes se debió a trabajos de refuerzo en una de las pilastras del puente sobre el río Jarama, y se encuentran afectados trenes de larga distancia que conectan Madrid con Valencia y Alicante. Del conjunto de trenes afectados por los retrasos, 20 de ellos son "Alaris" y 14 "Altaria", que realizan la conexión de largo recorrido entre Madrid y la Comunidad Valenciana.

Fuentes de Renfe informaron de que, en la jornada de este martes, la interrupción de la circulación afectará "a más trenes que el lunes, pero a menos viajeros", ya que ayer era el primer día de la operación salida de julio.

Plan alternativo de transporte
Renfe ha establecido un plan alternativo de transporte, de forma que, en la conexión Madrid-Valencia, los viajeros utilizarán los trenes Avant entre la capital española y Ciudad Real y circularán por vía convencional entre esta ciudad manchega y la capital valenciana .

En las conexiones Madrid-Alicante y Madrid-Murcia, se habilitará un sistema de transporte por autobús para el tramo entre Madrid y la localidad de Aranjuez, donde comenzará el servicio de trenes.

Por otro lado, el servicio que cubren los Cercanías entre las estaciones de Ciempozuelos y Aranjuez ha sido sustituido por transportes por carretera.

El puente sobre el río Jarama
El servicio está suspendido desde el mediodía del pasado lunes después de que técnicos de Renfe detectasen que la base sumergida de una pilastra del puente sobre el que circulan los trenes registraba "un asentamiento anómalo".

Durante la realización de las tareas habituales de mantenimiento del puente sobre el Jarama, los técnicos observaron el defecto en la pilastra y, con el fin de garantizar la seguridad de la circulación, interrumpieron el tráfico en la línea C-3 para llevar a cabo las operaciones de refuerzo.

En las estaciones de Atocha, Chamartín, Aranjuez y Ciempozuelos Renfe se ha reforzado igualmente el servicio de información a los usuarios, al tiempo que se ha establecido una Oficina de Información y Atención al Cliente para canalizar las dudas y peticiones de los viajeros afectados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios