www.diariocritico.com
El rapto de Europa

El rapto de Europa

Por si no estuviese suficientemente dividida, la mal llamada Unión Europea lo está un poco más desde el pasado miércoles.

A los crecientes desacuerdos sobre la non nata Constitución europea, la admisión de Turquía, la política energética, el control de la inmigración,… se añade ahora el del diálogo con ETA. El innecesario y evitable deseo de Rodríguez Zapatero de que Europa respaldara su negociación con los terroristas ha fracturado aún más al viejo continente. Lo que hasta ahora era un terrible conflicto doméstico se ha convertido así en un asunto internacional.

No es de extrañar, pues, el consiguiente regodeo de Batasuna. El brazo político de ETA no sólo continúa sin condenar la violencia terrorista, sino que ha logrado la internacionalización “del conflicto”, como denomina a los asesinatos sistemáticos y otras formas de violencia. En esta escalada contra el Estado español, sólo le falta la petición de cascos azules de la ONU como fuerza de interposición entre dos ejércitos enfrentados, al igual que ha sucedido en El Líbano, por ejemplo. Aún no lo ha exigido, pero todo puede suceder.

Como hizo Zeus en la mitología griega, el terrorismo vasco ha raptado a Europa con la más rijosa de las intenciones. En su recurrente y falsa equiparación con el Ulster, los separatistas vascos radicales ocultan que sólo ellos son los que matan, que no existen dos terrorismos antagónicos en pugna y que la autonomía de Euskadi no ha quedado congelada mientras no se consiga la paz.

En vez de ir a un proceso de entrega de armas e integración en la política democrática, como ha hecho el IRA, los últimos comunicados de ETA mantienen intactas las exigencias por las que los terroristas han venido matando durante estos años y subordinan el mantenimiento de la tregua actual a que aquéllas sean aceptadas por los Estados español y francés.

Como prueba del nueve de su propósito, ni ha pedido perdón a las víctimas - ¿qué víctimas, si los únicos mártires son los suyos?- ni ha dejado de amunicionarse para una posible reanudación de la lucha. Así se explica el último robo de 350 armas con violencia y secuestro incluidos.

La tenue respuesta de nuestro presidente de que semejante acción “tendrá consecuencias” no supone más que un modesto cachete dialéctico. Pero, claro, como dice Rafa Díez Usabiaga , el batasuno dirigente de LAB, “más allá de la espectacularidad” de su acción, la banda “mantiene su compromiso de alto el fuego”.

O sea, que ETA puede hacer impunemente lo que quiera, ya que en su momento anunció una tregua, y Batasuna hace de intérprete oficial al tiempo que pretende ser legalizada por el morro. ¡Cielos, qué proceso el de este proceso!
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios