www.diariocritico.com

No gusta en la prensa

A ZP se le echan encima en los medios más críticos con el Gobierno por prometer subir las pensiones

A ZP se le echan encima en los medios más críticos con el Gobierno por prometer subir las pensiones

En la mayoría de los medios se critica la nueva promesa electoral del presidente del Gobierno.

En EL PAÍS se destaca en portada que "Zapatero promete una subida de pensiones a meses de las elecciones". Zapatero defiende la política social del Gobierno frente al modelo de los neoconservadores, y en ABC se dice que "Zapatero abre la campaña con un giro españolista y nuevas ayudas sociales" y se apostilla que "a seis meses de las elecciones promete una subida de las pensiones y la ampliación del permiso de paternidad".

En EL MUNDO se destaca en portada que "Zapatero incumple su palabra y anuncia una subida de pensiones en año electoral". LA RAZÓN: "Zapatero, como cada año, promete en León subir las pensiones".

Asegura Zapatero que tiene ahora "más ganas y más ambición por España". El Zapatero hundido tras el atentado de la T-4 es hoy una imagen de archivo. A ello han contribuido políticas de moderación - como la de dejar gobernar a UPN en contra del criterio de los socialistas navarros-, así como un giro radical en el tratamiento del asunto etarra, como los demuestran las 26 detenciones desde la ruptura del alto el fuego.

También a la recuperación de la palabra España en su discurso, la renovación del lema "Gobierno de España" y la inclusión obligatoria de este término en todos los anuncios y mensajes institucionales. Zapatero derrochó confianza en sí mismo y dijo que mantiene los "mismos valores" sin necesidad de "esconderse" en "caretas del centro" político.

En LA GACETA se recoge la afirmación de Alfonso Guerra quien se refirió a Rosa Díez, de cuya credibilidad dudó, porque "ha estado mecida mucho tiempo en la cuna del PP".


El PP critica el anuncio

El secretario ejecutivo de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, reprochó al presidente el intento de justificar errores muy graves sin ofrecer nuevos objetivos para España. Tras la apertura de la precampaña electoral efectuada por el presidente del Gobierno, el portavoz del principal partido de la oposición lamentaba que, en lugar de aceptar el fracaso de su proyecto estrella, "el proceso de paz" con ETA, ahora pretenda sacudirse ese error criticando al PP. En su lugar, Elorriaga propone a Zapatero atacar a ETA en todos los frentes, también en el policial y en el político; por ejemplo "dando los pasos necesarios para activar los procesos de ilegalización pendientes".

Asimismo, a Elorriaga la instrumentalización política de las mejoras sociales le parece inaceptable, pues Zapatero utiliza la política social como herramienta propagandística. "Bien está que se suban las pensiones si las cuentas públicas lo permiten, pero es lamentable que vuelva a utilizar las pensiones como instrumento de política electoral anunciándolo en un mitin". El PP, por otro lado, revisa su estrategia para recuperar la iniciativa y silenciar debates internos. Habrá incorporaciones para acabar de redactar el programa electoral y la economía será una de las piezas clave. Mariano Rajoy retomará este lunes los trabajos con su 'núcleo duro'.


Editoriales

EL PP PUEDE GANAR LAS ELECCIONES...AUNQUE LA MAYORÍA NO LO CREE

El presidente del Gobierno abrió ayer el curso político y, “sin complejos”, también la carrera electoral que culminará en marzo. “Zapatero protagonizó un mitin en la tradicional fiesta minera astur-leonesa de Rodiezmo, donde anunció la subida de las pensiones mínimas. Está claro que en los últimos seis meses de su mandato, el líder socialista quiere rentabilizar sus iniciativas en materia de política social y la eficacia en el combate contra el terrorismo. Sin embargo, no parece que esa estrategia le esté dando resultado en forma de votos, según confirma la encuesta de EL MUNDO”.

“Zapatero sigue siendo el mejor valorado, mientras que Mariano Rajoy no llega al aprobado. Así pues, el PP recorta distancias, pero su presidente no tiene un liderazgo contundente. Es verdad, como sostiene el líder popular que él no tiende ‘la suerte o la desgracia’ de ser tan bien valorado como su rival por los votantes de ERC y otros partidos, pero en el sondeo también se demuestra que los electores del PP valoran menos a Rajoy que los del PSOE en Zapatero, Y ése sí es un problema”.

EL MUNDO 3. Editorial

ZAPATERO BUSCA EL CRÉDITO PERDIDO

El presidente del Gobierno –“relajado y bronceado” según su entrevistador – habla largamente en EL PAÍS sobre el pasado y el futuro, ofreciendo la imagen inequívoca de un político en plena campaña. “Zapatero muestra sin rodeos la nueva imagen que pretende vender al conjunto de la sociedad desde que ETA reventó el ‘proceso de paz’ al declarar concluida la mal llamada ‘tregua’. Intenta convencer a los españoles de la bondad de sus propósitos, con un eco lejano del tono buenista que ya está pasado de moda.

La palabra clave es ahora ‘implacable’: el presidente presume de los 26 detenidos desde el final de la tregua y utiliza expresiones contundentes sobre el triunfo de la democracia en al batalla contra ETA. Sin embargo, su problema es la falta de credibilidad. La opinión pública no se deja engañar por el nuevo discurso (...)”.

ABC 4. Editorial

LAS PROMESAS DE ZAPATERO

Tal vez el victimismo lacrimógeno de Zapatero logre conmover a algún votante despistado, pero la lucha contra el terrorismo requiere, en efecto, combatirlo ‘implacablemente’ (como le gusta decir ahora), pero también enmendar los errores cometidos, entre los cuales sobresale la legalización de ANV. Rajoy se lo volvió a pedir el domingo por enésima vez, pero Zapatero no le ha respondido ni una sola. Llama la atención que el industrioso fiscal general del Estado, tan activo excarcelando etarras y blanqueando listas de ANV, haya desaparecido de la escena. Y la causa es que el presidente aún no le ha puesto los nuevos deberes.

LA RAZÓN 8. Editorial


Un insulto a la inteligencia

“Ver a todo un presidente del Gobierno proclamando su coherencia entre negociar con los criminales y perseguirlos ‘implacablemente’ resulta patético, cuando no directamente ofensivo. Pero a José Luis Rodríguez Zapatero no le queda más remedio que jugar esta carta, por si pica alguien: y probablemente no pocos le creerán. Todas las demás se le han quemado en las manos”.

LA GACETA 3. Editorial

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios