www.diariocritico.com

Tras el ataque a la embajada inglesa

Reino Unido se planta: cierra su embajada en Teherán y echa diplomáticos iraníes del país

Reino Unido se planta: cierra su embajada en Teherán y echa diplomáticos iraníes del país

miércoles 30 de noviembre de 2011, 18:40h
Las difíciles relaciones entre el Reino Unido e Irán llegaron este miércoles a su punto de mayor tensión en décadas con la decisión del Gobierno británico de cerrar su embajada en Teherán y expulsar a la vez de Londres a todos los diplomáticos iraníes.
En una comparecencia en la Cámara de los Comunes, el ministro de Exteriores británico, William Hague, ordenó el cierre inmediato de la legación iraní y dio un plazo de 48 horas a sus diplomáticos para que abandonaran el Reino Unido. Al tiempo, anunció que todos los diplomáticos británicos han abandonado ya Irán, donde la embajada del Reino Unido ha sido también cerrada.

Esta fue la contundente respuesta del Ejecutivo británico al violento asalto de ayer a su fortificada embajada en Teherán, llevado a cabo por jóvenes islamistas radicales y del que el Reino Unido responsabiliza al Gobierno iraní por no garantizar la seguridad de su misión diplomática. En este sentido, Hague explicó hoy que, debido a las políticas de derechos humanos y los programas nucleares de Irán, las relaciones de Teherán "son difíciles con nosotros y otros países", pero esto "nunca puede poner en juego la seguridad de los diplomáticos".

El jefe del Foreign Office insistió en que ese incidente supuso "una violación" de las leyes internacionales y más en concreto de la Convención de Viena, que obliga a los gobiernos a garantizar la seguridad del personal diplomático y embajadas extranjeras en su territorio. Con el lenguaje más duro que se puede utilizar a nivel diplomático, el ministro de Exteriores denunció que las autoridades iraníes no hayan protegido su embajada, "algo por lo que cualquier nación se avergonzaría", y acusó a los 200 manifestantes implicados de formar parte de la milicia de estudiantes Basij "controlada por elementos de régimen iraní".

Hague relató que los manifestantes saquearon y arrasaron las casas de los empleados situadas en los alrededores de la residencia del embajador, destruyeron muebles, robaron y quemaron el principal edificio de oficinas. Ante esta situación, según la versión del Gobierno británico, la Policía diplomática iraní actuó "de manera tardía". Poco antes, el primer ministro británico, David Cameron, había amenazado con medidas "muy duras" por un suceso que consideró un "ultraje", y poco más tarde su ministro de Exteriores las anunció.

Hague explicó que se había cerrado la embajada británica en Teherán, después de haber evacuado "hacía pocos minutos" a sus 24 empleados y sus familias, algo que no ocurría desde abril de 1997. En esa fecha, todos los países de la Unión Europea retiraron a sus embajadores durante siete meses de Irán después de que un tribunal alemán acusara a los servicios secretos iraníes de participar en el asesinato de cuatro disidentes kurdos en un restaurante de Berlín.

Hague aseguró que el cierre de la embajada británica en Teherán "no es el final del problema" y agregó: "Si un país nos hace imposible operar en su territorio, no puede esperar tener una embajada funcionando aquí". Las duras palabras de las autoridades británicas y las contundentes medidas tomadas alimentan la que se considera la crisis más grave entre el Reino Unido e Irán desde la revolución islámica de 1979. La tensión entre ambos países ha ido aumentando desde que el pasado día 21 Londres decidiese suspender todas las transacciones financieras con los bancos iraníes por su programa nuclear, del que sospecha una finalidad militar.

Irán, que defiende el contenido pacífico de su programa atómico, respondió la semana pasada con la tramitación de una ley que reduce los lazos diplomáticos con el Reino Unido, lo que suponía de hecho la retirada de los embajadores. Tras la aprobación de la nueva ley por parte del Parlamento de Irán y su convalidación por el Consejo de la Guardia Revolucionaria, el único paso para su aprobación era la ratificación en los próximos días por parte del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.


Lea también:

- Reino Unido responde al ataque a su embajada evacuando a parte de su personal diplomático de Irán
- Reino Unido amenaza a Ahmadineyad por los ataques a su embajada
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.