www.diariocritico.com
El miedo de Rajoy a una huelga general

El miedo de Rajoy a una huelga general

martes 31 de enero de 2012, 07:58h
Mariano Rajoy ha presentado en Bruselas su calendario de reformas, Y al referirse a la reforma laboral, sospecha y teme que le costará una huelga. Lo dijo, primero y reservadamente y en privado, a su colega finlandés, en una conversación "de pasillo", y más tarde, se veía en la necesidad de explicarlo a los medios informativos españoles representados en la capital de la Unión. "¿Por qué digo eso yo? Lo he considerado. Entre otras razones, porque al PSOE le hicieron una huelga por otra reforma laboral...  Da la impresión de que explica en Europa lo que no explica en España, dice un portavoz de Comisiones Obreras. ¿Se cura en salud, se pone la venda antes de recibir la herida, hace una invocación de la huelga? Hay interpretaciones para todos los gustos. Pero una cosa parece cierta: Rajoy fue sorprendido en su buena fe, e hizo público su miedo por causa de una cámara de televisión "demasiado atenta", como la define ABC. Otra cosa es cierta: La "indiscreción" de Rajoy le merece hoy los primeros titulares en todos los diarios, creo que con una excepción, que ignora el despiste, Cinco Días: Titula El País en su portada: Rajoy: La reforma laboral me va a costar una huelga general". En El Mundo: Rajoy vende a la Europa rica que su reforma va en serio. En sendas conversaciones con los primeros ministros de Finlandia y Holanda asume que le va a costar una huelga, y que lo duro viene ahora. ABC: Rajoy teme que la reforma laboral le cueste una huelga. La Vanguardia, sin apenas relieve tipográfico en su portada: Confesión de Rajoy al primer ministro finlandés: La reforma laboral me costará una huelga general. El Periódico de Cataluña: "La reforma laboral me costará una huelga". El presidente español,sorprendido en una charla con sus homólogos europeos. Diario Público: Primer Consejo Europeo de Rajoy: "La reforma laboral me va a costar una huelga".  La Razón: Rajoy: La reforma laboral me costará una huelga. Micrófono abierto: el presidente dice a sus colegas que ahora viene lo más duro. Y en su editorial aplaude: "Éxito de Rajoy en Bruselas".  Titula La Gaceta. Rajoy teme ya la huelga general con la que amenazaron los sindicatos e IU. Un micrófono indiscreto: La reforma laboral me va a costar la huelga. UGT y CCOO tachan sus palabras de imprudentes y poco edificantes.  La Voz de Galicia: Rajoy dice que hará en febrero la reforma laboral y que le costará una huelga general. Un micrófono abierto captó las conversaciones del presidente del Gobierno con los primeros ministros de Finlandia y Holanda. Expansión también recoge el lapsos: Rajoy: La reforma laboral me va a costar una huelga. Cinco Días desconoce o ignora la revelación. Y en el Economista destaca mínimamente el despiste para destacar que Rajoy logra más tiempo para el déficit y fondos contra el paro. "La reforma laboral me va a costar una huelga", dice el presidente del Gobierno.

Es decir, primero se comete la indiscreción de revelar una sospecha y un miedo "privados", y posteriormente, en rueda de prensa formal, Rajoy explica la razón de esos temores a la huelga general, lo que suscita un cierto rechazo e incomodidad entre los dirigentes sindicales españoles. ¿Llegaremos a esa huelga general, o a su convocatoria? Dependerá, en buena medida, de lo que contenga esa reforma que prepara el Gobierno, tras el fracaso de los dirigentes sindicales para consensuar los términos que pudieran resultarles interesantes para afrontar el problema del paro con eficacia. Algo que no logró la reforma que, hace un año, elaboró el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero, tras el anterior fracaso sindical, invitado, a su vez, a llegar a un acuerdo sobre sus contenidos.

¿Fue oportuna la indiscreción del presidente? Tal vez se ha visto forzado a plantear con la mayor crudeza lo que, a sabiendas, hubiera tratado de evitar a toda costa: que teme que los sindicatos reaccionen con la convocatoria de una huelga al texto de la reforma que prepara la ministra Fátima Báñez, por cierto, desaparecida en los últimos días, posiblemente por causa de su dedicación a la redacción del proyecto de ley. ¿El temor de Rajoy estimula o tranquiliza a los dirigentes sindicales? Dependerá de lo que sostenga esa ley en preparación. De momento, la ley, súbitamente, ha tenido un preanuncio formidable. El jefe del gobierno tiene miedo a unos primeros efectos de su propia reforma, se supone que porque tiene grandes esperanzas en que, a continuación, la misma ley empiece a aliviar los severísimos problemas que ocasionan los casi cinco millones y medio, tal vez camino de seis, de españoles en busca de un trabajo remunerado...
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios