www.diariocritico.com
Feria de San Isidro. La desvergüenza caótica

Feria de San Isidro. La desvergüenza caótica

domingo 01 de abril de 2012, 14:13h
Quisiera que me permita el amable lector, dar comienzo a este comentario marginal a la próxima Feria o Ferias de San Isidro en Madrid, con unas pequeñas "iluminaciones" de mi abuelo Carlos Arniches, en uno de sus más conocidos Sainetes Rápidos de su "Madrid castizo". Concretamente extraigo este diálogo de "Los ateos":

SEÑOR EULALIO:- ¿De forma que tú crees que el mundo se ha hecho solo?
SEÑOR FLORO:- De un modo automóvil, si señor.
SEÑOR EULALIO:- ¿Y de dónde ha surgido?
SEÑOR FLORO:- Del caos, ni más ni menos, ¡del caos!
SEÑOR EULALIO:- ¿Y qué es el caos, vamos a ver?
SEÑOR FLORO:- Pues, LA NADA FLOTANTE...

Así es, carteles de unas ferias que suman 34 tardes de toros en Madrid, en la Plaza de las Ventas, que significan una verdadera desvergüenza caótica, una "nada flotante..." de falta de afición, de inteligencia y de saber hacer. ¿Un presunto y grave fraude? Lo dejo como interrogante.

Entre 34 tardes de toros podemos salvar una, un solo cartel cerrado: 6 de junio, Corrida de la Beneficencia: Morante, Manzanares y Talavante (con toros del Cuvillo).

Vienen a Madrid toreros de calidad y pleno reconocimiento, no hay duda. Pero casi todos ellos (que son pocos...) en carteles mal confeccionados que no buscan la ilusión del verdadero aficionado o visionario taurino -qué importante es la ilusión en este arte-, sino un rendimiento puramente económico. Es el caso de los mejores, como el sublime Morante (aparte de la Beneficencia), como el de Manzanares, Talavante y el propio Iván Fandiño, a mi parecer, la promesa más interesante de la temporada. La aparición fantasmal del Fundi y Frascuelo, así como la presencia ¡por fin! de Julio Aparicio, es todo ello positivo en principio, pero con el mismo desacierto en la composición de las corridas. En fin, quedan Perera, Castella, Curro Díaz, Serafín Marín y algún otro. Lo importante, es que resulta lamentable el criterio general al hacer los carteles para "La Feria más importante del mundo".

Más aún, en un momento tan delicado como vive hoy el arte del toreo, porque así, no hay I.L.P. que valga, ni esfuerzos particulares de grandes luchadores por la defensa del toreo, por su no prohibición ni abolición en ningún lugar taurino del mundo. De nada servirá tampoco la pelea por la verdad de algunos toreros que sinceramente la sostienen. Ni el G10 ni el 54 si existiera. Porque todo ello se va al traste, si no existe una voluntad común de criterios razonables y no solamente lucrativos y banales. Ferias como estas de Madrid es lo que verdaderamente acaba con el toreo. Así empezó Barcelona... Así va México... (que en Temporada Grande consigue llevar como máximo 35.000 personas en dos o tres corridas de toros y no más de 3.000 en el resto, con un aforo de 50.000 personas) y eso irá pasando en todas las Plazas si sólo valen los intereses lucrativos y se deja de lado el verdadero sentir del "degustador" de este arte.

Siguiendo con Las Ventas, no es en absoluto justificable la ausencia de José Tomás, (la gran figura de esta época) del imprescindible Juli... de Juan Mora. No creemos las razones que nos dan oficialmente para justificar su ausencia, porque conocemos otras más cercanas y verdaderas. El trato con estos toreros, ha sido lamentable y torpe por parte de la empresa.

No es concebible el escandaloso invento de la FERIA de ARTE y CULTURA confeccionada en general sin interés para el aficionado, teniendo como perla la deplorable tarde del día 9 de junio, con el cartel "mediático" por todos conocido,
válido para plazas de segunda y tercera categoría con toreros que con mi personal respeto hacia ellos hace muchos años que no interesan en Madrid y que más bien irritan al público de esta plaza. Todo menos arte y cultura. ¿De quién habrá sido tan genial idea?

Y por si fuera poco, están los toreros que sobran, son tantos que se siente vergüenza al verlos anunciados. Como se ha dicho, todos merecen la oportunidad de pisar Las Ventas, pero no precisamente en San Isidro. Con los precios de las localidades al alza en importante proporción, y donde se juegan tantos valores importantes del toreo en el momento actual. Por supuesto, la Comunidad de Madrid y su Consejo de Asuntos Taurinos, está de acuerdo con todo. ¡Qué bajo se ha puesto el listón! o ¡qué listos son todos!

Además, presiones de ALL SPORTS MEDIA y otras varias, con Digital Plus a la cabeza para televisar toda la feria, en fin, parecía que la nueva TAURODELTA pretendía hacer las cosas bien. Pero no ha sido así, ¡esto es un atraco!, diría o dirá el tendido 7... (que por cierto cuenta pocas veces con mis simpatías, pero son muchas las ocasiones que han puesto las cosas en su sitio en la plaza de Madrid).

Prefiero terminar, siguiendo la sabiduría popular madrileña del gran personaje arnichesco Sr. Floro - ESTO ES UN CAOS... o sea: "La nada flotante".

No me extraña que se haya puesto en duda el retraso mental de algunas cabezas... creo que Victoriano y El Juli, como toda la afición, tienen razones para ello. Lo peor, como siempre, se lo lleva el arte del toreo. Yo así lo creo. Y este es el camino de perderlo para siempre y no otros, mucho más peligroso que cualquier politiquería barata, es echar al público de las plazas por falta de ilusión y de interés en todo aquello que se le ofrece. Este es el caso de San Isidro 2012 en la plaza de toros de Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios