www.diariocritico.com
Malos tiempos para Merkel, la suerte está echada

Malos tiempos para Merkel, la suerte está echada

viernes 04 de mayo de 2012, 12:22h
Tic tac Tic Tac. La capital comunitaria espera pacientemente que el domingo por la noche se conozca el nombre del futuro inquilino de El Elíseo. Todo está como suspendido, hablado, requetehablado, pero en un impass. El cambio de rumbo en las políticas europeas parece no tener vuelta atrás. Sea quien sea el ganador de las presidenciales francesas.

Si sale vencedor el socialista François Hollande otros actores en liza, hasta ahora apartados por la mano de hierro de la canciller alemana Angela Merkel como el Parlamento y la Comisión europeos, entrarán en tromba con sus propuestas para alentar el crecimiento. Pero incluso si repite el conservador Nicolas Sarkozy, éste gozará con una nueva legitimidad que le devolverá los bríos del comienzo de su matrimonio con la alemana, y podrá imponer debates que habían quedado en nada como la tasa sobre las transacciones financieras o los eurobonos.

Por otra parte, aunque algunos han querido presentar a Hollande como la encarnación peligrosa del funcionariado, el gasto y la deuda, lo cierto es que su margen de maniobra económica y presupuestaria es estrecho, limitado por los compromisos ya adquiridos por Francia, véase el pacto fiscal, y la presión de los mercados.

El candidato socialista ha prometido que hará menos recortes drásticos y elevará los impuestos a los más ricos para financiar la creación de empleo, en particular un 75% a las personas que ingresen más de un millón de euros, pero lo cierto es que en Bruselas no se cree que Hollande deshaga el camino hecho a favor de la austeridad, sino que intentará transitar por ella con mayor criterio de "justicia social" y abanderará la negociación de un futuro pacto por el crecimiento.

El problema se presenta, se mire por donde se mire, para Merkel, quien -no hay que olvidarlo- fue rechazada por Sarkozy para participar en su campaña electoral. Según el liberal Otto Graf Lambsdorff, el gobierno federal tendrá un gran problema si no gana Sarkozy porque habrá perdido a su mejor aliado a favor de la cultura de la estabilidad del euro.

La canciller, que se enfrenta a su vez a las elecciones en 2013, tendrá además que bailarle el agua a los socialdemócratas alemanes, pues todavía no se ha aprobado el Pacto Fiscal en el parlamento alemán y su voto es necesario para sacar adelante el texto. Por tanto, si gana Hollande será muy fácil para ellos sumarse a la idea de añadirle un anexo para el crecimiento, dejando a Merkel por único camino la negociación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.