www.diariocritico.com
Bruselas pone en marcha un plan para coordinar los sistemas fiscales

Bruselas pone en marcha un plan para coordinar los sistemas fiscales

La Comisión Europea ha dado este martes el primer paso para coordinar los 27 sistemas fiscales que funcionan actualmente en la UE. A la luz de las numerosas sentencias del Tribunal de Justicia que ponen de relieve dificultades en el mercado interno cuando las medidas nacionales son incompatibles entre ellas o con las leyes comunitarias, se han presentado tres comunicaciones. La primera, más general, ha sido denominada "de paraguas", por el propio comisario de Fiscalidad y Unión Aduanera, Lázlo Kovács, mientras que las otras dos son más específicas y se refieren a las pérdidas transfronterizas y los impuestos de salida, respectivamente.

El encargado comunitario ha aclarado que estas tres comunicaciones de la Comisión Europea no pretenden, en ningún caso, actuar como primer paso para la armonización fiscal en la UE. Según sus palabras, no entra dentro de los planes del Ejecutivo comunitario sustituir los actuales sistemas nacionales por un único modelo, sino simplemente coordinarlos para que funcionen mejor. La preocupación nace, según el húngaro, al ver el creciente número de sentencias del Tribunal de Luxemburgo que concluyen que los Estados miembros están incumpliendo las reglas del Tratado de la UE en materia fiscal -sobre todo a partir de mayo de 2001 cuando Bruselas estrenó su enfoque proactivo-.

Dado que con estas sentencias sólo se puede "destruir" y no "construir" -es decir, identificar lo que no va bien, pero no dar con la forma correcta-, y que éstas se pueden interpretar de maneras distintas con lo que el problema persiste, los expertos han decidido proponer a los Estados miembros algunas medidas básicas de coordinación y han utilizado para ello tres comunicaciones.

El comisario ha aclarado lo que quiere decir Bruselas con el término coordinación, enumerando los objetivos del plan: acabar con la discriminación fiscal y los dobles pagos, proteger a los Estados miembros de abusos y reducir los costes de los ciudadanos que deben pagar sus impuestos de acuerdo a dos sistemas nacionales. Así lo explica la comunicación "paraguas" y, para conseguirlo, las propuestas hechas públicas hoy suponen un primer paso que Bruselas espera completar con más comunicaciones sobre otros asuntos - normas 'antiabuso' e impuestos sobre la herencia, entre otros- y con nuevos reglamentos. En todo caso, el comisario ha asegurado que este planteamiento no sustituye a la base imponible común consolidada del impuesto de sociedades (CCCTB), sino que simplemente es un paso intermedio que presumiblemente arreglará las cosas hasta que la directiva CCCTB esté en marcha, e incluso entonces la complementará.

Pérdidas transfronterizas

En el marco del paquete de propuestas, la Comisión Europea ha publicado una comunicación sobre las pérdidas transfronterizas en la que enumera algunos medios para evitarlas o aliviarlas. La barrera más alta en este sentido es que este punto no suele estar contenido ni tenido en cuenta en las legislaciones nacionales para los casos en los que entra en juego más de un Estado miembro.

Esta comunicación está basada en la sentencia del caso del distribuidor británico Marks and Spencer, a quien dio la razón el Tribunal de Luxemburgo frente a la legislación del Reino Unido, al considerar que ésta no cumplía el principio de proporcionalidad ni el Tratado de la UE.

Impuesto de salida

La motivación de la Comisión Europea con esta comunicación es animar a lo estados miembros a adoptar un enfoque para sus impuestos de salida -es decir, de los contribuyentes o empresas que cambian de país o transfieren sus activos individuales a otro Estado miembros- que sea compatible con los requerimientos de la ley comunitaria. Además, funciona como guía para adaptar las normas nacionales para no caer en dobles tasaciones y prevenir los abusos.

A juzgar por algunas sentencias del Tribunal de Justicia de la UE, este tipo de normas nacionales suponen en ocasiones un obstáculo para la libertad de establecimiento y la igualdad dentro del mercado interno. En principio, los contribuyentes deberían recibir el mismo trato si se trasladan de un Estado miembro a otro que si permanecen en el mismo. En ocasiones esto no ocurre así y se incurre en dobles tasaciones, abusos y discriminaciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios