www.diariocritico.com

30 festejos para examinar en Las Ventas el estado de la Fiesta

San Isidro 2013, una feria devaluada que sigue siendo la más importante del año

San Isidro 2013, una feria devaluada que sigue siendo la más importante del año

Ausentes José Tomás, Ponce y El Juli, aunque están todas las demás figuras

martes 07 de mayo de 2013, 11:13h
El santo patrón de la capital de España somete a examen cada año a coletudos y ganaderos de bravo. O sea, que llega la cita más trascendente, decisoria y decisiva de cada temporada, algo así como el mundial del toreo. Una serie de 30 festejos, 30 en los que deberán dar la cara la mayoría de las figuras actuales: Manzanares, Morante, El Cid, David Mora, Castella, Fandiño y Talavante, cuyo encierroensolitario con bicornes de Victorino Martín se ha convertido en protagonista. Un papel que no tendrán ni José Tomás y Ponce, ausentes desde hace años por decisión propia, ni El Juli, por desacuerdos económicos y ganaderías a lidiar. Pongamos que se habla/escribe de la Feria de San isidro.
Una feria que, se insiste, incluyendo su prolongación con el abono de Arte y Cultura, que hará desfilar en la pasarela de la plaza de Las Ventas del Espíritu Santo a lo largo de un mes exacto -desde este 9 de mayo al 9 de junio- a la plana mayor de los profesionales de la Fiesta, con las ya reseñadas excepciones entre los matadores de José Tomás, Enrique Ponce y El Juli, en sus 30 festejos, 30:  23 corridas de toros, tres novilladas y cuatro espectáculos de rejoneo-.

Pero, a pesar de tan significativas ausencias sobre el encerado de la arena de la Monumental se examinarán el resto de figuras de a pie, ya reseñadas, y a caballo, Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura, amén de los novilleros más punteros. Además de esta pléyade de coletudos, el ciclo isidril es el  único de todos los que se celebran que concede oportunidades a aquellos matadores que se encuentran en una segunda fila y que, con un sonado triunfo que les abra la puerta grande venteña, aspiran a subirse a la categoría de figuras o, al menos, a aumentar contratos.

Trapío e integridad de pitones

De los cuales hay que destacar las excesivas ocho confirmaciones de alternativa - seis matadores y dos rejoneadores- de otros tantos coletudos no siempre con méritos para ello. Cambiando el tercio, en lo básico que es el aspecto ganadero, es justo y necesario remarcar que, aparte del enorme trapío e integridad de pitones  que se pide en Madrid, la Feria es una muestra de los variados encastes del toro bravo, eso sí, con mayoría absoluta de la línea Domecq, que tanto gusta y tanto exigen las figuras.

Aunque, por otro lado,  no faltarán los bicornes que pertenecen a las divisas denominadas duras -Victorino, Adolfo Martín, Cuadri y José Escolar- para coletudos especialistas, casi siempre a la fuerza, en ellas. En cualquier caso, el santo patrón madrileño -léase sus exigentes aficionados- examinarán con lupa a todos y cada uno de los profesionales, coletudos y ganaderos en la ya única plaza de temporada larga que existe y donde, aunque lejos de lo ideal, al menos la seriedad del espectáculo está casi asegurada. Pues, nada, acabemos con un tópico: que Dios reparta suerte.

>> Todas las crónicas de San Isidro 2013>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

5 comentarios