www.diariocritico.com

Administración desleal, ignorancia deliberada, pérdidas supermillonarias...

Las razones por las que el juez Silva mandó a la cárcel a Miguel Blesa

Las razones por las que el juez Silva mandó a la cárcel a Miguel Blesa

jueves 06 de junio de 2013, 15:16h
El titular del Juzgado Central de Instrucción número 9, Elpidio José Silva, justifica la prisión incondicional para el ex presidente de Caja de Madrid, Miguel Blesa, por su gestión irregular de la compra del City National Bank de Florida en 2010, entre otros motivos, en su convencimiento de que tanto el ex banquero como su ex director financiero, Ildefonso Sánchez Barcoj, creían disponer libremente de 100 millones de euros para adquirir cualquier entidad "que se pusiera a tiro" sin el menor control o fiscalización por los órganos directivos de la caja de Ahorros.
Así lo señala en el auto, de 16 páginas, en el que apunta las contradicciones en las que habrían incurrido tanto Miguel Blesa como el ex director financiero de la Caja, Ildefonso Sánchez Barcoj, a quien tomó previamente declaración sin dictar contra él ninguna medida cautelar. A Blesa le imputa delitos societarios, falsedad documental y apropiación indebida.

Blesa no ha convencido al juez, que cree haber encontrado serias contradicciones en el ex banquero, además de algunas mentiras, según se puede leer en el auto. En concreto, hay una declaración fundamental de Sánchez Barcoj, que aseguró en un mail a Blesa que dado el seguro de cambio (en dólares) del que disponían, tenían fondos suficientes para la operación del City National, la compra de la inmobiliaria Su Casita en México y "100 kilos" más por si se les ponía "algo a tiro".

El auto reproduce los mismos argumentos que el que ya dictó el juez Silva el pasado 16 de mayo y que supuso el ingreso de Blesa en prisión durante 24 horas; pero añade que durante su última declaración Blesa, "más que esclarecer una posible versión de descargo, incide más profundamente en su participación en los hechos imputados".

El juez se basa en los correos aportados en un informe de la Guardia Civil y que se intercambiaron ambos ex directivos de Caja Madrid el 23 de octubre de 2008, muy poco antes de "emitir materialmente los instrumentos de pago" para la adquisición del banco norteamericano. Ahí, Barcoj alertaba a Blesa de la existencia de una noticia de "El Economista" cuestionando la operación de compra del banco estadounidense dada la fluctuación esperada del dólar. Añadía el ex director financiero que los periodistas autores de la información desconocían que, gracias al seguro de cambio, se disponía para la operación de Su Casita, la de Miami y "100 kilos más por si se nos pone algo más a tiro".

"Deja que alguien entre al trapo, le daremos un buen pase"

A ese correo, Blesa contesta con otro 'mail' en el que dice: "Se me había olvidado comentar este asunto contigo ¿Te acuerdas de que lo hablamos? No era sólo el encarecimiento sino el límite de autorización por la Comunidad de Madrid. Deja que alguien entre al trapo, le daremos un buen pase. Moraleja: Hazle a todo la prueba del stress, lo que puede salir mal sale mal, y si sale mal...ni te cuento".

Lo curioso es que, interrogado por Silva sobre lo que el juez califica de "increíbles afirmaciones viniendo del presidente de una entidad financiera", Blesa se limitó a señalar que no las recordaba. Así que el juez razona en el auto que ambos imputados "querían eludir el control administrativo de la operación" y aceptaban los males posibles "confiando a la pura fortuna que tales males o perjuicios no se produjesen". A los tres minutos, Barcoj contestó a Blesa : "Como ves te hicimos caso...y más".

De esta forma, el instructor número 9 de Madrid considera que, tras valorar estas pruebas, la prisión para Blesa resulta proporcionada, pues permaneciendo libre Blesa "pudiera incurrir en ocultación, alteración o destrucción de las fuentes de prueba relevantes para el enjuiciamiento".

Para el juez, la versión de Blesa sobre el modo en el que se fraccionó la compra -primero se adquirió el 87 por ciento de la entidad por 927.000.000 dólares y posteriormente el resto por 190.000.000 dólares- es "inacreditada y abiertamente no creíble", y concluye que tuvo como finalidad "obviar" los controles de la Comunidad de Madrid.
Blesa afirmó ante el juez que para la operación de compra del City National no hacía falta autorización de la Comunidad de Madrid y que si la operación se hizo de forma fraccionada fue para "fidelizar" la clientela del banco norteamericano, ya que permitía mantener al presidente de la entidad vendida.

Según el auto, Blesa también fue preguntado por un informe del Banco de España de 2010 en el que se hablaría de que Caja de Madrid eludió controles para realizar la operación de compra del citado banco americano. Blesa calificó este informe de "tendencioso", pero responde el juez: "En absoluto puede comprenderse sobre qué bases habría de ser tal informe tendencioso cuando alude a un extremo a estas alturas constitutivo de evidencia en esta causa, cual es que se fraccionó artificiosamente la operación de referencia para sustraerla al control de la Comunidad Autónoma de Madrid".

Cuantiosas pérdidas

Ante los comentarios de Blesa sobre el hecho de que la operación tuvo beneficios para Caja Madrid, Elpidio José Silva apunta que "muy al contrario, las pérdidas resultantes han sido sumamente cuantiosas", y añade que la adquisición del City National Bank "concurren muy relevantes indicios de criminalidad".

En concreto, el juez cifra en 500 millones de euros las pérdidas causadas por la operación sin que deba obviarse "el imprescindible valor de la repercusión relacionado con el exorbitante desembolso que ha supuesto la urgente e imperiosa nacionalización para hacer viable la existencia de Bankia, sin cuya premisa con toda seguridad la venta de City National Blank of Florida hubiera reportado pérdidas aún más cuantiosas".
 
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios