www.diariocritico.com

Ahora la amenaza es para el míster rayista Paco Jémez

Jonás celebra su gol en Granada
Jonás celebra su gol en Granada

Liga: Valencia y Sevilla ganan y empiezan a salir del fondo de la tabla, en el que se hunde ahora el Rayo

miércoles 25 de septiembre de 2013, 23:31h
La felicidad y la tristeza va por barrios. Dos entrenadores en apuros, Djukic en el Valencia y Emery en el Sevilla salvaron la amenaza de cese merced a las victorias de este miércoles ante Granada -a domicilio con un gol de Jonás en el último suspiro- (0-1) y Rayo -en el Pizjuán (4-1), respectivamente. Ahora los vallecanos sustituyen a los sevillistas como farolillo rojo y su míster, Paco Jémez, es el que peligra. La tristeza y la felicidad va por barrios.
El Sevilla ha ganado (4-1) al Rayo Vallecano en el partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga BBVA, con dobletes de Rakitic, que dio una exhibición a balón parado, y Bacca tras entrar desde el banquillo, provocando la quinta derrota consecutiva del conjunto de Jémez. 

En el Pizjuán se jugaba el partido del drama, donde se enfrentaban los dos últimos clasificados, lo que suponía una nueva oportunidad para recuperar el crédito perdido tanto para Unai Emery como para Paco Jémez.  Y fue el primero quien logró salvar el primer examen ante su afición con una nueva goleada encajada por el Rayo Vallecano, que suma 20 goles en contra 

Gol en el tiempo añadido

Por otra parte, un tanto del brasileño Jonas Gonzalves en la última jugada del partido permitió al Valencia CF lograr la victoria ante un Granada CF que dispuso de las mejores ocasiones de gol y que mereció un mejor resultado. Cuando ambos equipos firmaban las tablas, un contragolpe mal llevado por los locales acabó en una gran acción de Ever Banega, quien sirvió un preciso envío en profundidad a Juan Canales, que asistió para que Jonas marcara en semifallo.

El resultado final supone la segunda victoria consecutiva del Valencia y deja a los locales sin puntuar aún en casa, con cinco jornadas sin ganar y cuatro sin marcar. Pese a haber jugado otro partido liguero hace sólo tres días, tanto Granada como Valencia sólo introdujeron un cambio cada uno en sus alineaciones titulares respecto al último encuentro, lo que no impidió que se viera un partido con ritmo.

El equipo andaluz dominó una primera parte bonita y disputada en la que hubo muchos acercamientos a ambas áreas, sobre todo la visitante, pero pocas ocasiones claras de gol. La mejor de los locales, cuya primera media hora fue lo más brillante que han ofrecido en lo que va de temporada, fue un remate de cabeza del argentino Diego Buonanotte (m.8), muy activo en el partido, que salió rozando un poste.

El defensa colombiano Jeison Murillo también rozó el gol con la cabeza en un par de acciones de estrategia aunque el meta brasileño Diego Alves solo tuvo que emplearse en los primeros instantes en un disparo del marroquí Youssef El Arabi. El Valencia mejoró con el paso de los minutos y dominó el cuarto de hora previo al descanso al ritmo marcado por el argentino Ever Banega, aunque su único disparo entre los tres palos fue un chutazo lejano del portugués Helder Postiga, que atrapó sin apuros Roberto.

La segunda parte comenzó muy igualada y tan entretenida como la primera, con el Valencia buscando sorprender con varios disparos lejanos y el Granada haciendo trabajar por primera vez en serio a Diego Alves, que despejó el disparo del francés Michael Pereira tras buena jugada de los rojiblancos. El colombiano Orland Pabón y el mexicano Andrés Guardado pusieron a prueba, también desde lejos, a Roberto, aunque el paso de los minutos y la tardanza de los técnicos en mover sus banquillos provocaron una bajada considerable de ritmo y que se afeara el choque.

La recta final del choque fue para el Valencia, mejorado con la entrada al campo de Canales, aunque el Granada pudo marcar en un jugadón personal de Brahimi, quien se topó con Diego Alves en boca de gol (m.79). Respondió el propio Canales con disparo en posición escorada, tras buen desmarque, que mandó Roberto a córner en un penúltima ocasión de un choque que se decidió con la acción final de Jonas cuando ambos equipos estaban ya desfondados y firmando las tablas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios