www.diariocritico.com

Buena literatura en este honesto repaso a su vida

Miguel Ríos, en nuestro periódico
Miguel Ríos, en nuestro periódico

Miguel Ríos, el rey español del rock, se atreve a escribir las 'Cosas que siempre quise contarte'

martes 12 de noviembre de 2013, 10:37h
No diga/escriba rock español y en español. No diga/escriba buena música. No diga/escriba una ejemplar trayectoria profesional de más de medio siglo. No diga/escriba 'la banda sonora de varias generaciones'. No diga/escriba memorias honestas y de magnífica literatura. No diga/escriba... Diga/escriba Miguel Ríos.
El posiblemente sumo sacerdote de la religión compulsiva y laica de la música popular -pop y rock- española, en la que lleva oficiando medio siglo, ha cambiado el pentagrama por el folio. Miguel Ríos se nos ha metido a escritor. Y lo ha hecho tan bien, en el fondo y en la forma, como cuando nos deleitaba con su voz y canciones olorosas y flamígeras. Una de ellas nos sirve de explicación mejor que mil palabras: ¡Bienvenido!

Con máxima calidad y sinceridad, el granadino hace en 'Cosas que siempre quise contarte', editado por Planeta, un repaso a su trayectoria profesional y personal, en paralelo, y a los tiempos que le ha tocado vivir, hasta estremecer las fibras sensibles del lector. Son más de 350 páginas interesantes y pulcras, limpias y límpidas, que, no es de extrañar, están vendiéndose muy bien.

Como es lógico, todo comenzó en la fecha del 7-J -J de junio- de 1944, cuando, como se cuenta en la contraportada, era a la vez el día D+1, cuando el mundo miraba a las playas de Caen y Cherburgo el momento en que "Miguel desembarcaba discretamente en un barrio popular granadino. O sea que empezó la historia que nos cuenta su protagonista, "revelándose como el más cordial de los radicales, el más expresivo de los discretos y tal vez el mejor prosista entre los rockeros".

Humor y diversión

Su sentido del humor, que siempre le acompañó, le hace pisar fuerte en el arranque de este "concierto literario", con una cita del por desgracia ya fallecido actor Antonio Gamero: "No les cuentes tus penas a tus amigos, que los divierta su puta madre". Y, se insiste, el libro divierte al evocar con extraordinaria frescura los tiempos en que bailar el twist era cosa de endemoniados "y hacer el amor en Granada no era un pecado, sino un milagro; y los años asombrosos que siguieron, en los que todo cambió".

En concreto, la obra, que se está presentando y promocionando como merece libro y autor, empieza en México, en 2011, en la noche del último concierto. A partir de ahí, Miguel vuelve la vista atrás y repasa una vida llena de éxitos y tropiezos, amores y desencantos. Quien lea estas páginas se encontrará con mil celebridades y un sinfín de personas que no son famosas, pero sí decisivas para un músico comprometido, enamoradizo, torrencial y a la vez sereno. Un maravilloso y ¡ay! irrepetible rey español del rock.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios