www.diariocritico.com
Cataluña puede quedarse también sin su Eurovegas si no baja el impuesto a casinos

Cataluña puede quedarse también sin su Eurovegas si no baja el impuesto a casinos

miércoles 29 de enero de 2014, 17:35h
El consejero delegado del grupo Veremonte --promotor que lidera el proyecto turístico y recreativo de BCN World--, Xavier Adserà, ha asegurado este martes en el Parlament que si Catalunya no reduce los impuestos del juego --del 55% actual al 10%-- se hará en otro lugar de España.
"Si este Parlament, con toda legitimidad, decide que no crea el marco legal para hacer este proyecto en Cataluña, se hará en otros lugares de España que ya tienen las condiciones para hacerlo", ha asegurado Adserà en la comisión de Economía, Finanzas y Presupuesto que debate la modificación de la ley 2/1989 sobre centros recreativos turísticos y de establecimiento de normas en materia de tributación, comercio y juego.

Ha argumentado que el sur de Europa necesita un proyecto de estas características y ha afirmado que Veremonte tiene el compromiso de hacerlo en España, porque si no "otros competidores lo harán".

Adserà ha manifestado que los promotores del proyecto están dispuestos a negociar una fórmula que garantice que los ingresos de la Generalitat se mantengan a pesar de esta reducción del gravamen.

"El espíritu de este proyecto no es que la Generalitat recaude menos, sino más, porque pretende que haya más actividad tributable", ha argumentado, aunque no ha concretado sus propuestas en este sentido.

ANTES DE VERANO

Adserà ha señalado que las obras de construcción podrían empezar "incluso antes de verano" si se consiguen todas las licencias y la modificación del marco legal, y ha recordado que se estima que se crearán 17.000 puestos de trabajo durante la fase de edificación.

Ha reiterado que BCN World ofrece una oportunidad en el turismo de congresos, sobre todo después de que Las Vegas Sands anunciara su retirada del proyecto Eurovegas en Madrid, ya que no hay ningún gran centro para hacer congresos en Europa.

"El hecho de que el proyecto que había en Madrid se haya abandonado nos da una gran oportunidad", ha asegurado Adserà, que ha insistido en que los casinos no es la parte del complejo más importante, pero sí la que añade un elemento diferencial respecto a otros 'resorts' del mundo al que no se puede renunciar.

Adserà ha explicado que no se pueden dar detalles sobre los inversores interesados en el proyecto porque son empresas cotizadas y no se pueden empezar a firmar acuerdos "cuando no existe el marco legal para poder desarrollar la actividad".

MODIFICACIÓN ATRASADA

Estaba previsto que la Cámara catalana diese el visto bueno a la rebaja hace meses --Veremonte quería empezar las obras en septiembre--, pero el calendario actual apunta a que la modificación de la ley 2/1989 sobre centros recreativos turísticos y de establecimiento de normas en materia de tributación, comercio y juego no llegará al pleno hasta finales de marzo.

El 23 octubre, el apoyo de CiU y las abstenciones de ERC, PSC y PP permitieron admitir a trámite la modificación de esta ley, que recoge rebajar del 55 al 10% los tipos impositivos de los casinos del macrocomplejo BCN World.

Mas allá de la reforma fiscal, la ley prevé otras modificaciones, como permitir al centro recreativo turístico de Vila-seca y Salou actividades de juegos y apuestas, que, por lo que hace referencia a la edificabilidad, podrán llegar a ocupar hasta el 30% de la superficie del centro.

Asimismo, la ley pretende autorizar a los operadores de casinos en los centros a conceder créditos a los jugadores, y también prevé que se adopten medidas de control para evitar la entrada de menores y personas incapacitadas a los espacios dedicados al juego.

RECHAZO DEL PSC

Por parte del PSC, Xavier Sabaté ha afirmado que el partido apoya el proyecto de BCN World desde el punto de vista de diversificar y desestacionalizar el turismo en Tarragona, pero ha subrayado que rechaza la modificación de la ley para rebajar los impuestos a los casinos.

El diputado de ERC Pere Aragonès ha mostrado sus reticencias ante el importante peso, a su juicio, que tendrán los casinos dentro del proyecto, y ha señalado que hay un riesgo de pérdida de recaudación pública con la reducción del impuesto del juego, ya que ha considerado que las estimaciones de ingresos que hacen los promotores son "muy optimistas".

Desde CiU, Albert Batet ha argumentado que "el 10% de algo es más que el 50% de nada", asegurando que la rebaja en el impuesto supondrá un aumento de los ingresos que repercutirán en el territorio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios