www.diariocritico.com

Era la 11ª de la feria de San Isidro

Tragedia en Las Ventas: suspendida la corrida tras ser cogidos los tres matadores, uno de ellos, David Mora, de pronóstico muy grave

-Heridos de menos consideración Antonio Nazaré y Jiménez Fortes

martes 20 de mayo de 2014, 20:02h
Intenso drama cercano a la tragedia en Las Ventas. Los tres toreros que actuaban este martes, en la 12ª de la feria de San Isidro, han resultado heridos, de diversa consideración, por lo que la corrida hubo ser suspendida. A la muerte del segundo toro los tres espadas -David Mora, Jiménez Fortes y Antonio Nazaré- se encontraban en la enfermería por lo que la corrida se dio por concluida. Mora fue el matador que se llevó la peor parte al sufrir varias cornadas, de pronóstico muy grave, cuando recibió al primer toro a portagayola.
 >>  Galería de imágenes
  • El toro cornea a Mora en la axila

    El toro cornea a Mora en la axila
    Kike Rincón

  • Nazaré y Jiménez, junto al subalterno Félix Rodríguez, con la taleguilla manchada de la sangre de Mora, recogen a éste tras la cornada

    Nazaré y Jiménez, junto al subalterno Félix Rodríguez, con la taleguilla manchada de la sangre de Mora, recogen a éste tras la cornada
    Kike Rincón

Tal y como se temía, el percance de David Mora, aparte del más espectacular y el que más asustó a los espectadores, es el peor, ya que, según el parte médico, que le da pronóstico muy grave, habla de dos heridas por asta de toro. Una en el tercio medio de la cara interior del muslo izquierdo, con una trayectoria ascendente de 30 centímetros que produce un arrancamiento de la vena femoral y colaterales, con destrozos en el músculo cuádriceps y contusión de la arteria femoral superficial. Otra en la axila izquierda con una trayectoria ascendete de 10 centímetros, que contusiona el paquete vásculo nervioso y alcanza el húmero. Contusiones y erosiones múltiples. Se trasfunden dos unidades de concentrado de hematíes y gelafundina. Se exploran pulsos distales, siendo estos normales. A cargo de la Fraternidad, se traslada a la UCI del Hospital Virgen del Mar. Pronóstico muy grave.

También lo hay de Antonio Nazaré, que sufre un traumatismo en la rodilla derecha con probable lesión de ligamentos, de pronóstico reservado. La tarde empezó mal, ya que David Mora se fue a recibir, de rodillas y a portagayola, al primero de su lote, Deslío', negro listón de 532 kilos, de la ganadería anunciada de 'El Ventorrillo'. El bicorne tomó bien el capotazo con la larga cambiada, pero después se revolvió rápidamente y corneó en repetidas veces al coletudo madrileño, con el que jugaba como un pelele echándole por los aires y corneándole con furia, como podemos ver en la galería de fotos de Kike Rincón.

La impresión en el aterrorizado público era ya de percance gravísimo, pues la sangre de Mora regó la arena y al torero se lo llevaron sus compañeros rápidamente a la enfermería. Tomó la muleta su compañero Antonio Nazaré, -que había brindado a Manuel Benítez El Cordobés, sito en una barrera del 2- quien anduvo muy valiente y a punto de ser cogido varias veces, pero logró matar al bicho de una estocada baja y todos respiramos. 

Nuevos percances de menor gravedad de Nazaré y Jiménez Fortes
 
Pero la aciaga tarde nos aguardaba con más emociones y cogidas, ya que el propio Nazaré fue volteado por el segundo, 'Fetén', e 537 kilos, de la ganadería de 'Los Chospes', al hacerle un quite por chicuelinas, y aunque no parecía un percance fuerte, el torero, cojeando visiblemente también pasó a la enfermería, de la que salió en silla de ruedas y llorando, según pudo comprobar Diariocrítico, porque deseaba continuar pero era imposible. Ya que presentaba traumatismo en la rodilla derecha con probable lesión de ligamentos, de pronóstico reservado.   

Minutos después lo hizo el tercer espada, Jiménez Fortes, que ya había sido revolcado con el capote, muleteó intentando faena artística entre los aplausos de la gente y resultando volteado de nuevo casi al inicio de la faena. El torero continuó, aunque llevaba un puntazo en la pierna derecha y fue cogido por tercera vez al entrar a matar. También, entre el ahogo de la gente, se vio obligado a pasar a la enfermería, entre una gran ovación de los espectadores, por lo que la corrida se suspendió. 

El parte médico, firmado como todos por el cirujano jefe de la plaza de Las Ventas, el doctor Máximo García Padrós, cuenta que durante la lidia del 2º toro ha ingresado en esta enfermería el matador Saúl Jiménez Fortes con dos heridas por asta de toro, una en cara externa del tercio superior del muslo derecho con dos trayectorias, la primera hacia arriba y adentro de 10 cms que alcanzan el fémur y la pala iliaca; la otra de 10 cms hacia abajo que causa destrozos en el músculo vasto externo. Pronostico menos grave, que le impide continuar la lidia.

Este festejo hace historia, pero no es la primera vez que acontece que una corrida en la Monumental de Las Ventas se suspende por estar los tres coletudos en la enfermería. Ya que hace casi 35 años, concretamente el 28 de mayo de 1979, Paco Alcalde, Ortega Cano y El Niño de Aranjuez, que lidiaban un encierro de Victorino Martín, ocurrió lo mismo y no acabó el festejo. 

 


 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.