www.diariocritico.com

No obstante, actuarán por "profesionalidad"

Miguel Ángel Recio, director del INAEM, ante el póster de una bailarina
Miguel Ángel Recio, director del INAEM, ante el póster de una bailarina

Los bailarines del CND protestan por las "condiciones impuestas" y el "abuso de confianza" del INAEM

viernes 23 de mayo de 2014, 11:05h
Los bailarines de la Compañía Nacional de Danza (CND) estrenarán finalmente en el Real pero lo harán por profesionalidad y no porque acepten las condiciones laborales "impuestas" por el INAEM, al que acusan en una carta dirigida a su director, Miguel Ángel Recio, de "abuso de confianza".
El INAEM hizo anoche público un comunicado en el que confirmaba el estreno, comprometido ante la resistencia de los bailarines a aceptar libranzas en lugar de horas extraordinarias superadas las 60 trabajadas anualmente, y el retraso de la función de las 20:00 a las 20:30 horas para "ajustar los horarios de trabajo de la CND".

El instituto se comprometía en su nota "a alcanzar una solución" que pasa "por la autorización de un complemento en sus retribuciones" y adelanta que va a continuar "trabajando conjuntamente y de manera sostenida con todas las partes involucradas" para alcanzar una solución que pase por compensar "las horas extraordinarias por horas de descanso y la reorganización de los calendarios laborales".

El elenco artístico de la CND expresa en su carta a Recio su "mayor indignación" por ese comunicado, que tildan de "abuso de confianza", y su "irritación" porque el INAEM "de por hecho", sin haber tenido "siquiera" un contacto directo con ellos, que su decisión de estrenar "es una aceptación de las nuevas condiciones laborales".

"Nada más lejano de la realidad", recalcan los bailarines, que han decidido seguir adelante no porque estén de acuerdo con las decisiones del INAEM sino porque son "profesionales" y respetan al público, a sus coreógrafos invitados y, "sobre todo y ante todo, al arte del que son "representes estatales".

Problemas con el horario

Sin embargo su decisión, "bajo el marco de legalidad que impone un Convenio Único, de 2009, provoca que mañana saldrán al escenario "sin haber podido hacer uso de herramientas básicas para presentar un espectáculo de calidad".

El cumplimiento de su horario, sin horas extras, no les deja "tiempo suficiente ni de emplazamiento, ni de ensayos, ni de correcciones, ni de pruebas de luces, ajustes de última hora o cambios de elencos".Los bailarines comienzan a trabajar, con un horario rígido que no puede ser, por convenio, desplazado en ningún caso, a las seis de la tarde, necesitan una clase de ballet de una hora y cuarto a hora y media antes para "prepararse" y una hora y media de descanso y maquillaje.

"Aún así, y en contra de nuestros principios artísticos, decidimos seguir con la determinación de llevar a cabo el espectáculo" en la creencia de que "con el retraso de la programación, se darían por enterados" de su "problemática" pero han visto "que no es así". La sustitución de horas extras a cambio de libranzas, insisten, es "absolutamente inviable" en su trabajo y entienden que de seguir "en esta línea" muchas de sus actuaciones "deberán ser canceladas por imposibilidades horarias".

Los integrantes artísticos de la CND piden "una necesaria e inminente reunión" para solucionar "esta grave situación" que "aunque haya detonado a raíz de la problemática de las horas extras, lleva años arrastrándose por un Convenio que necesita una actualización, ya que no se ajusta a la realidad de las necesidades de la danza". 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios