www.diariocritico.com
Iglesias y Rivera se ponen el paraguas

Iglesias y Rivera se ponen el paraguas

miércoles 06 de mayo de 2015, 14:39h
Ni el líder de Podemos, ni el líder de Ciudadanos quieren mojarse políticamente antes de las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo. Lo han escenificado de forma clara en Andalucía, con excusas mas o menos creíbles o increíbles: el PSOE de Susana Diaz no va a cambiar o no va a ofrecer cosas distintas a los andaluces e razón de que dimitan o dejen sus escaños (que los van a dejar) José Antonio Gruñan y Manuel Chaves. Colocar a lo dos ex presidentes como la puerta giratoria de los sies o los noes en los debates de investidura es una mala excusa y una burla a los ciudadanos tan vieja como nuestra nueva democracia.

Pablo Iglesias y Albert Rivera se han puesto los paraguas del rechazo a cualquier pacto de gobierno o de Legislatura en Andalucía para no mojarse ante los ciudadanos en las próximas elecciones. Quieren aparecer como blancos e inmaculados, sin sombras, sin manchas, sin nadie que desentone en las listas pero se les está acabando el tiempo. Su hora de asumir responsabilidades comenzará en la madrugada del 25 de mayo cuando en 13 Comunidades Autónomas y miles de Ayuntamientos tengan que demostrar a los que les hayan votado que sus votos sirven para algo más que para estar en la oposición. No podrán seguir escurriendo el bulto hasta las generales. Su desgaste sería superior a los hipotéticos beneficios que puedan cosechar ambos líderes cuando presenten sus aspiraciones a La Moncloa.

Como lo saben ellos y lo saben los que les acompañan veremos pactos y acuerdos por doquier en toda España durante el mes de junio. Pactos de Ciudadanos con el PP o con el PSOE, y pactos de Podemos con el PSOE o de forma tripartita con los restos de Izquierda Unida. También vamos a descubrir hasta qué punto el interés por los sillones de unos y otros predomina sobre los programas, y hasta donde están dispuestos a llegar los dirigentes del PP para mantenerse en el amplísimo poder que tienen, y hasta dónde están dispuestos a llegar los del PSOE para desalojar a los populares de ese mismo poder. Hasta dónde en los territorios hacen caso a Mariano Rajoy, y hasta dónde en los territorios hacen caso a Pedro Sánchez. Y sobre todo, los ciudadanos vamos a descubrir hasta qué punto llegan las promesas de regeneración y cambio de nuestra clase política. Si de verdad abordan su transformación o se limitan a cambiar de nombres y de siglas.

La búsqueda del bipartidismo imperfecto que  comenzó en 1997 por parte de los dos grandes partidos ha terminado en un desastre hacia los ciudadanos. Lo que populares y socialistas creían atado y bien atado con la complicidad de los nacionalistas vascos y catalanes se ha desatado a través de los nuevos medios de comunicación, que son las redes sociales, y con la burocratizacion de las formaciones, que ha sido la base sobre la que se ha montado la corrupción institucionalizada. Cerrados a la ciudadanía, preocupados por ellos mismos, convertidos en empresas de colocación y agotados sus programas ante el mundo nuevo que se les ha venido encima, los partidos como vehículo de expresión de la ciudadanía y ejercicio democrático del voto popular, necesitan cambiar con urgencia y cambiar las reglas de juego con las que nos movemos. Los dos grandes por responsabilidad histórico y para seguir existiendo, los nuevos y recién llegados para demostrar que sirven para mucho más que para albergar y dar salida al descontento ocasional de la sociedad.
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.