www.diariocritico.com
Las elecciones catalanas, en la cuerda floja

Las elecciones catalanas, en la cuerda floja

martes 26 de mayo de 2015, 14:22h
Siempre ha habido un cierto paralelismo entre Mariano Rajoy y Artur Mas. Esa semejanza se ha acentuado tras las elecciones municipales. Ambos líderes se agarran a que sus partidos, PP y CiU, han sido los más votados en España y Cataluña, respectivamente. Pero los dos saben que han perdido grandes bastiones como las Alcaldías de Madrid y Barcelona.
Para Mas y para su proceso soberanista, el hecho de que el Ayuntamiento de Barcelona haya pasado a manos de Ada Colau supone un golpe duro. Tan duro que varias voces dentro de su partido ya le han avisado de que mantener el 27 de septiembre como fecha para la celebración de las elecciones autonómicas es un riesgo e, incluso, una temeridad.

CiU puede salir muy debilitada de esos comicios a la vista de los resultados de las municipales. Pero Mas firmó un compromiso con ERC para avanzar las elecciones y ahora tiene que cumplirlo o, al menos, dar a entender que si ese pacto no se respeta no es por culpa suya. El presidente de la Generalitat ha asegurado esta mañana en una entrevista en Catalunya Ràdio que mantiene la fecha electoral.

Pero lo ha dicho con la boca pequeña. Mas ha insistido en que habrá elecciones el 27 de septiembre siempre y cuando ERC respete ese famoso pacto. Y como ya había señalado en otras ocasiones, ha dado a entender que no está demasiado contento con la actuación de los republicanos.

Por lo pronto, el partido de Oriol Junqueras ya se ha mostrado como mínimo interesado en apoyar a Colau para que pueda gobernar en Barcelona. Esa sería una primera traición a los de CiU, pero puede haber más. Los convergentes dan por hecho que conservarán las cuatro diputaciones provinciales en Cataluña. No obstante, es posible que un pacto de ERC con otros grupos les arrebate también el gobierno de alguna de esas instituciones.

Es muy posible que Mas se agarre en las próximas semanas a la deslealtad de ERC, supuesta o imaginaria, para que su firmeza sobre la fecha electoral se vaya debilitando y, al final, retrase los comicios. Unas elecciones que no convienen nada a CiU si tiene que comparecer en solitario.

Mas intentó lograr una candidatura única que agrupase a todas las fuerzas soberanistas. ERC rechazó la oferta. Hoy el president ha insistido en que, si hubiera habido lista conjunta, otro gallo hubiera cantado en el Ayuntamiento de Barcelona y ahora, el soberanismo tendría mucho que celebrar.

El debate sobre la candidatura conjunta podría reabrirse en las próximas semanas. Pero es poco probable que ERC dé su brazo a torcer. Pero no es descartable que la Asamblea Nacional Catalana, que ahora tiene un nuevo presidente, Jordi Sánchez, más afín a Mas que su antecesora, Carme Forcadell, se acaba sumando a ese proyecto.

Como viene sucediendo desde que CiU se tiró al monte de la independencia, todo está muy abierto en la política catalana. Quienes saben leerla entre líneas, detectan que las elecciones están en el aire. De momento, el Govern opta por luchar contra el enemigo eterno y común: el Gobierno español. El conseller de Presidència, Francesc Homs, ha explicado esta tarde que el Ejecutivo central somete a Cataluña a "una asfixia financiara deliberada" de tal magnitud que es posible que la Generalitat no pueda hacer frente a sus pagos los próximos meses.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.