www.diariocritico.com

Eres mediocre, y eso no es malo, pero no tienes por qué serlo

Eres mediocre, y eso no es malo, pero no tienes por qué serlo
miércoles 27 de mayo de 2015, 10:29h

Muchas veces has oído ese término, y probablemente siempre lo has asociado con algo negativo. No tiene por qué ser así.

Existe un principio que se llama el Principio de la Mediocridad. Según definición de la Wikipedia, este principio es "la noción, en filosofía de la ciencia, de que no existen observadores privilegiados para un fenómeno dado".

Esto lo podemos extrapolar a diferentes sectores y, en base a ese principio, todas/os vemos la misma realidad (o información). Sin embargo, no todos interpretamos esa realidad de la misma mantera. En consecuencia, las decisiones que tomamos son diferentes a las de otras personas.

Aquéllas/os que tienen más desarrolladas sus habilidades a la hora de entender el cómo y el porqué de ver una realidad (información) de una manera determinada, serán los que tomarán las decisiones más eficientes, las decisiones que más se ajusten a sus deseos.

Este desarrollo de habilidades en algunos casos ya viene "de serie". Con esto quiero decir que hay individuos que, por genética y según algunos estudios (incluso debido a algún porrazo y, en algunos casos, aún no se sabe muy bien por qué), tienen una mayor facilidad a la hora de desarrollar e interpretar esas habilidades de percepción y autoconocimiento.

¿Significa eso que el resto de los seres humanos no podemos hacer nada? ¿Significa que estamos abocados a dirigirnos a un foso de oscuridad mental y que esas personas con capacidades especiales ya están predestinadas al éxito? Pues no.

Todas las habilidades de percepción, procesamiento, almacenamiento y aquéllas que nos permiten recordar la información (la realidad), son entrenables. En nuestro caso, lo hacemos en base a la neurociencia aplicada, por lo que puedes pasar con facilidad de un estado a otro.

De la misma manera, alguien que no entrena su cerebro lo convertirá en una especie de músculo fofo y que, en el momento en que lo necesites, no te va a servir. Esto dicho con palabras más técnicas lo podríamos definir como neuroplasticidad.

En resumen, todos somos mediocres, pero quienes quieren pueden dejar de serlo.

Alfonso J. Insua

www.inteligenciadivergente.com

Twitter: @IntelDiver - Facebook - LinkedIn

Más artículos de Inteligencia Divergente:

- Injusticias En El Mundo. La Única Persona Responsable Eres Tú

- El gato del tiempo

 

- El título no es equivalente al talento

- ¡Emprendedores! ¡Cuidado con el neuromarketing!

- Algo sobre la resiliencia ...

- El otro liderazgo

- ¿Las comparaciones son odiosas o beneficiosas?

- El reflejo de tus miedos

- "Las profecías que los seres humanos hacemos que se cumplan"

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.