www.diariocritico.com
Francia e Italia, cada vez menos competitivas en la industria del motor

Francia e Italia, cada vez menos competitivas en la industria del motor

El aumento de costes de producción hacen sus coches menos competitivos

martes 28 de julio de 2015, 19:25h

Empieza a darse la voz de alarma. La economía europea, además de los problemas derivados de la crisis griega, se enfrenta a otro gran quebradero de cabeza: la falta de competitividad de dos de sus principales economías, la francesa y la italiana. En ambos casos, son sus industrias del motor la que más ponen de manifiesto este problema. Francia e Italia son incapaces de exportar coches.

Según un artículo publicado por la revista Fortune, los costes de fabricación en la industria francesa son mucho mayores que los que tienen sus países competidores. La hora de trabajo en la fabricación de un coche se ha disparado un 17% en la última década, más de doble de lo que se ha encarecido en otra potencia como es Alemania. Y estos costes seguirán subiendo, ya que la productividad de los trabajadores no deja de caer.

En el caso contrario se encuentra nuestro país, España, o Portugal o Irlanda. En estos países, la liberalización del mercado laboral ha permitido abaratar las producción entre un 7% y un 12%en los últimos seis años.

En los cinco primeros meses del año, las exportaciones de vehículos en España suman un total de 14.191 millones de euros, un crecimiento del 15,8%. Si a esta cifra sumamos los 4.695 millones relativos a las exportaciones de piezas y componentes de automoción, el sector de automoción acumula hasta mayo un total de 18.886 millones, según datos de la patronal Anfac.

Los resultados han sido sin embargo desastrosos para Francia, cuyas exportaciones, en general, han caído del 12% al 9,5% en los últimos diez años. Lo mismo se puede decir de Italia, cuyas exportaciones también se han estancado.

Francia e Italia fabrican básicamente coches baratos que necesitan costes de producción también baratos para ser competitivos y rentables, no sólo en sus mercados domésticos, sino también fuera de sus fronteras. Alemania, sin embargo, ha conseguido reducir costes y vender coches de lujo, que dejan mayores márgenes.

En la última década, el número de coches vendidos por las marcas francesas (Renault y Peugeot) ha caído de 3,5 millones a 2,5 millones al año en Europa. Mientras, las unidades vendidas por las enseñas alemanas (VW, Daimler y BMW) han crecido en 200.000, hasta los 4,5 millones, pese al estancamiento que han sufrido las ventas de coches en el Viejo Continente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios