www.diariocritico.com

A pesar de China

martes 18 de agosto de 2015, 08:25h
El mes de agosto nos ha traído un cierto grado de inestabilidad como consecuencia de las convulsiones bursátiles y monetarias sufridas por la República Popular China y su incipiente modelo de capitalismo popular, tipo Margaret Teacher, lo que ha hecho temer a algún analista de guardia veraniega en la posibilidad de que se reprodujera una crisis al estilo de la de Leman Brother que nos devolviera al hoyo de donde estamos intentando salir con suerte desigual.

Mientras llega cataclismo, el PIB mundial registraba en el segundo trimestre del año una moderada revitalización del crecimiento, tras el decepcionante resultado del primer trimestre del año, básicamente porque el bache de EEUU –explicado por factores transitorios- ha quedado atrás.

Las perspectivas, con independencia de lo que ocurra en China, apuntan a una gradual mejora en el segundo semestre de 2015, apoyada en las economías avanzadas (2,1% previsto frente al 1,8% en 2014) y en menor medida en las emergentes –China que, no obstante, dado el flojo registro del primer semestre, crecerán menos que en 2014 (4,2% frente al 4,6% en 2014). En su conjunto, la economía mundial crecerá a un ritmo semejante al de 2014 (3,3% frente al 3,4% el pasado año).

La confianza en la revitalización del crecimiento de las economías avanzadas permanece intacto, dadas las favorables condiciones financieras, unas políticas fiscales menos estrictas que en los últimos años, el tono más favorable de la confianza y el empleo y el descenso del precio del crudo. La mejora de los emergentes, en general, tendrá que esperar algo más, dada la senda de los precios de las materias primas, unas condiciones financieras menos propicias, los desafíos que afronta China, la inestabilidad geopolítica de algunas áreas y las restricciones de oferta de algunas economías relevantes.

Por lo que respecta a España, en el segundo trimestre del año, se estima que el crecimiento del PIB se ha acelerado de nuevo, hasta un 1% trimestral (0,9% en el primer trimestre), un dato que estará de nuevo entre los más elevados del área euro. El perfil mensual de varios indicadores relevantes pone de manifiesto un pico de actividad en mayo y cierta moderación en junio, por lo que a pesar del excelente dato de PIB del segundo trimestre, los analistas de referencia mantienen las previsiones de crecimiento para el conjunto del año en el 3,1%.

El mercado de trabajo es uno de los indicadores que anticipan la citada aceleración en el crecimiento del PIB. La afiliación a la Seguridad Social en el conjunto del segundo trimestre ha subido a un ritmo interanual del 3,5% frente al 3% del trimestre anterior. Estos datos, unidos a los del paro registrado de la EPA que arroja la creación de 411.80 empleos sobre el trimestre anterior y que la tasa de paro haya bajado al 22,37% desde el 23,8% permiten mantener un cierto grado de optimismo, aunque con todo, los datos de junio, tanto de la afiliación cómo de los desempleados inscritos en el Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE), empeoraron, sugiriendo que en el tercer trimestre podría tener lugar una moderación en la actividad.

El consumo de las familias se estima que conserva unas elevadas tasas de crecimiento superiores a las del PIB, resultado del incremento del empleo, la subida de la confianza de las familias, la mejora del poder adquisitivo y el descenso de los tipos de interés (que se ha filtrado a las hipotecas). Las ventas al por menor deflactadas de media en abril-mayo han subido un 3,5% interanual y la matriculación de automóviles un 15%.

La producción industrial también refleja una reactivación, resultado de la depreciación del euro, la mejora del crecimiento del área euro y una subida de la confianza empresarial más intensa que en la media del área euro. Este mejor entorno en el sector industrial se espera que motive una aceleración en el crecimiento de la inversión en bienes de equipo.

La inflación se mantiene en tasas muy reducidas (0,1% interanual en junio) pero está mostrando cierta tendencia al alza que responde a la reactivación de la demanda nacional (pues se localiza en el sector servicios). Por ello las previsiones de inflación de los analistas de referencia a diciembre se elevan hasta el 1,1%.

El crédito, por último, ha continuado su proceso de mejora. De acuerdo con la encuesta de préstamos bancarios, los estándares de crédito no han variado en el último trimestre, si bien se ha observado una nueva reducción de los márgenes y de las comisiones en un entorno de mejores perspectivas económicas y de mayor presión competitiva. Las nuevas operaciones aumentaron un 9% en los primeros cinco meses del año y el saldo, a pesar de continuar cayendo (-3,8%), presenta crecimientos positivos durante el último semestre en el segmento de empresas no inmobiliarias.


Carlos Díaz Güell es editor de tendenciasdeldinero.com
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.