www.diariocritico.com

>> El candidato del PSC reivindica la memoria política de Maragall

> Destaca la actualidad de los escritos sobre la España federal del ex presidente de la Generalitat (por Jordi Oliveres)

jueves 24 de septiembre de 2015, 18:33h
Barcelona vive su fiesta mayor con la Mercè y los barceloneses se echan a la calle para disfrutar de un soleado día. Nada mejor para que en campaña electoral se aproveche el tiempo y lugar. Los socialistas de Barcelona organizaron un almuerzo en el popular barrio de la Barceloneta con Miquel Iceta y Pedro Sánchez. Más de 500 personas acuden a la cita. Todas ellas habían pagado cinco euros por un menú compuesto por un aperitivo de patatas fritas, aceitunas y pizza; ensalada y fideuá. Todo servido por militantes de las juventudes. Para postre, pastel de tiramisú. Y con un público dispuesto a aplaudir, el mitin resultó frío y más todavía el post almuerzo. Mientras que Iceta se paseó entre la entregada militancia, Pedro Sánchez se ausentó en busca de una sombra y no aprovechó una buena oportunidad para departir con sus conmilitantes a pleno sol.
>> El candidato del PSC reivindica la memoria política de Maragall
En el mitin, Sánchez reiteró su apuesta por el catalanismo progresista de los socialistas catalanes y no rehuyó las críticas a Mariano Rajoy y Artur Mas, de los que dijo que son las dos caras de una misma moneda, pues se han apoyado mutuamente en los recortes sociales durante esta legislatura, así como con la amnistía fiscal o la reforma laboral: “Vamos a aplicar su reforma laboral y Mas va a tener un despido procedente y por causas objetivas”, afirmó.

El secretario general del PSOE ironizó sobre Rajoy y del desconocimiento del presidente del Gobierno sobre quién tiene la nacionalidad española. Asimismo, pidió un esfuerzo a los catalanes para que Mas no sea reelegido el 27S y para ganar las elecciones generales de diciembre.

Iceta, en un tono muy pausado, muy serio, reivindicó el legado de Pasqual Maragall. “Maragall es de todos”, afirmó y se quejó de que ahora otras formaciones quieran hacerse con la herencia del socialista que fue alcalde y presidente de la Generalitat. “Maragall fue el hombre que derribó los obstáculos y nos puso Barcelona de cara al mar”, dijo. Además, recordó que todo lo que dice el último libro de Maragall, Espíritu federal. Escritos políticos (RBA, 2009) está “plenamente vigente”.

Con voz cansada, Iceta volvió a recordar que Cataluña necesita una reforma constitucional que reconozca su singularidad. Recordó que los socialistas fueron generosos durante la transición cuando Joan Reventós cedió “sin discusión” la presidencia de la Generalitat provisional a Josep Tarradellas, pero que “ahora ha llegado el momento de echar a Mas, negociar un acuerdo con España y trabajar por las políticas sociales”.

El candidato del PSC puso en entredicho la política del no de PP y Ciudadanos a reformar la Constitución para ir a una España federal e instó a Podemos a reformar la constitución antes de hacer un referéndum sobre la independencia de Cataluña: “Este referéndum tiene que ser la última opción”, dijo Iceta, quien aseguró que una victoria de ahora del PSC es el preludio de la victoria del PSOE en diciembre.

Los más de 500 comensales, de todos los distritos de Barcelona, edades y condición, escucharon atentamente. Interrumpieron poco o casi nada. Comieron y se fueron a pasear por Barcelona. Iceta sí que aprovechó para ponerse una gorra roja y saludar a la feligresía. Después, Iceta se fue a un bar cercano a tomar un café con su fiel escudera Assumpta Escarp, la secretaria de organización y directora de la campaña. Sánchez aprovechó para desaparecer rápidamente. Muchos veteranos militantes se quedaron con las ganas de estrechar la mano del secretario general del PSOE. Mañana, último día de campaña, tendrán una nueva oportunidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios