www.diariocritico.com
EP
Ampliar
EP

Lifi, la Wifi que va a la velocidad de la luz

lunes 30 de noviembre de 2015, 18:33h

La Compañía Estonia Velmenni ha realizado la primera prueba de la tecnología que aspira a sustituir al WiFi: el LiFi. El experimento ha conseguido transmitir información a 1 giga por segundo, una velocidad cien veces superior al sistema WiFi convencional. El revolucionario sistema se transmite a través de luces LED, abandonando el sistema tradicional de ondas.

Estonia Velmenni está dando pasos grandes en el desarrollo de la tecnología LiFi, acrónimo de Light Fidelity, la tecnología que aspira a sustituir a WiFi. En las primeras pruebas que se han realizado fuera de laboratorio, la compañía ha conseguido transmitir información a una velocidad de 1 giga por segundo, lo que supone cien veces más de lo que la tecnología WiFi es capaz de transmitir. Pero las pruebas de laboratorio han mostrado que esta nueva tecnología es capaz de transmitir a una velocidad superior a 224gb por segundo, lo que supondría una ventaja para las nuevas plataformas de visionado y descarga de música y películas en alta definición.

Su inventor fue Heral Hass en el año 2011, profesor de la Universidad de Edimburgo, que demostró cómo era capaz de trasmitir datos a mayor velocidad que las ondas a través de los parpadeos de una luz LED. Este tipo de lámparas se encienden y apagan de manera ultrarrápida permitiendo que los aparatos sean capaces de recibir la información, pero imperceptibles para el ojo humano. Actualmente los estándares más utilizados en la tecnología WiFi (IEEE 802.11b, IEEE 802.11g e IEEE 802.11n) permiten alcanzar velocidades de entre 11 y 300 megas por segundo, muy alejada de las alcanzadas por el ambicioso LiFi.

Este nuevo sistemarevolucionario, al contrario que WiFi, no se transmite a través de ondas electromagnéticas, sino que lo hace través de algo tan común como la luz. La información se emitiría a través de los parpadeos realizados por una bombilla LED, en lugar de una convencional, por lo que tendría una doble función: iluminar y poder transmitir datos. Eso sí, sólo sería capaz de conectarse si la luz está encendida, lo que limitaría que el usuario pudiera navegar por internet con la luz apagada y haciendo necesario, por el momento, complementarlo con una conexión WiFi.

La tecnología LiFi se presenta como una alternativa mucho más segura que el WiFi, pues sólo sería capaz de conectarse aquella persona que esté en contacto directo con la luz. La incógnita que se presenta ahora es diseñar sistemas receptores pequeños y veloces que sean capaces de adaptarse a las exigencias de las tecnologías existentes en el mercado y que su uso sea lo suficientemente manejable como para no sucumbir al 5G.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios