www.diariocritico.com
Pase por la espalda de Miguel Ángel Delgado a su primero.
Pase por la espalda de Miguel Ángel Delgado a su primero. (Foto: las-ventas.com)

Soporífero festejo por el descastamiento de los de Flor de Jara, sin opciones para los coletudos

> Una ovación para Delgado; Robleño y Silveti, sin opciones

sábado 14 de mayo de 2016, 22:35h
De la esperanza al sopor. Porque la ilusión que había despertado la vuelta a Madrid de los 'santacoloma' de Flor de Jara demudó en aburrimiento generalizado por su nulo juego y casta, como los remiendos 'asaltillados' de San Martín. Por lo que la terna que componían Fernando Robleño, Miguel Ángel Delgado y David Silveti se fueron de vacío y casi tan aburridos como el púbico.

El mejor escritor echa un borrón. Tal aconteció este sábado en el debut isdril de los bicornes de esa tierra de toros que es Colmenar, propiedad del matador Carlos Cancela y que llevan la divisa de Flor de Jara, triunfadores repetidas veces como novillos en este mismo ruedo. Pero que han dejado un chafarrinón en la hasta ahora límpida hoja de servicios a la Fiesta. Sobre todo porque estaban vacíos de sangre brava, sí, pero también de fuerza y muy ajustados de presencia.

Y como estamos en la Fiesta de los toros, auténticos protagonistas de la misma, con los coletudos como antagonistas, pues si no hay toros, no hay Fiesta ni fiesta. De modo que la ilusión de la terna también se fue apagando poco a poco, estrellada contra el muro del descastamiento con un encierro soso y distraído, que cuando iban a los avíos lo hacían con la cabeza por las nubes y desentendiéndose de percal y pañosa. Y al que, para completar la grisura de una tarde de encefalograma plano en cuanto a espectáculo, se unieron parigualmente los de San Martín, quizás para no dejar mal a sus 'primos' de sangre que son los de Cancela.

Así, el más que placeado y habitual con este tipo de divisas Fernando Robleño tiró de oficio para despenar sin beneficio y sin alardes a su lote. Algo más de conexión con los tendidos lograron -en grado mínimo, no crean, pero que se aplaudió con fuerza a ver si la chispa prendía, una misión imposible- Miguel Ángel Delgado y Diego Silveti. El sevillano, dando distancia a sus dos mulos y metiéndose entre sus pitones al final aguantando algún que otro derrote.

El mexicano de gloriosa saga apuntando detalles de variedad en quites capotiles -destacando uno de frente por detrás a su primero- y templado clasicismo muleteril, ya más con el que cerró la plúmbea corrida, un animal que se tragaba a duras penas un par de suertes para marcharse después. Las únicas palmas que restallaron con fuerza se las llevó el banderillero Fernando Sánchez al colocar un gran par al segundo de la tarde. Lo dicho/escrito, el mejor escritor echa un borrón.

Ficha

Cuaro toros de FLOR DE JARA, justos de trapío, noblotes, mansos, descastados y flojos; 5ºy 6º de SAN MARTÍN, con algo más de presenca pero igual de deslucidos. FERNANDO ROBLEÑO: silencio; silencio. MIGUEL ÁNGEL DELGADO: ovación; silencio. DAVID SIVETI: silencio tras aviso; algunas palmas de despedida. Plaza de Las Ventas, 14 de mayo. 9ª de Feria. Dos tercios de entrada.

-CRÓNICA DEL FESTEJO ANTERIOR

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios