www.diariocritico.com
David Mora reaparece en Las Ventas abriendo la Puerta Grande ante un gran toro de Alcurrucén

David Mora reaparece en Las Ventas abriendo la Puerta Grande ante un gran toro de Alcurrucén

>Gran faena a 'Malagueño', premiado con vuelta al ruedo, el más encastado de una variada corrida de Alcurrucén

martes 24 de mayo de 2016, 22:15h
David Mora, dos años después de casi dejarse la vida y la carrera en Las Ventas, se proclamó sumo sacerdote de lo que va de Feria en esta liturgia compulsiva y laica que es el toreo descerrojando la soñada Puerta Grande con su calidad en una faena emotiva a un encastado burel de Alurrucén que pedía el carnet de coletudo en plena sazón. Fue la eterna verdad de la Fiesta, de la que se situaron lejos un valeroso -pero sólo valeroso- Roca Rey y mucho más un encogido Diego Urdiales en un encierro con trapío e interés.

“De vez en cuando la vida te besa en la boca”, como canta Serrat. Pues, eso. Que bastante ha sufrido David Mora la cruz de la Fiesta, sobre todo con el cornalón del 20 de mayo de 2014 que lo ha tenido en el paro más de 20 meses. Ahora tocaba el beso, la cara: la gloria, subirse al altar de la liturgia taurina que es la Monumental madrileña. Aunque, de nuevo los juguetones hados del destino casi lo mandan otra vez al infierno. Porque en el toro de su reaparición en la cátedra, de nombre ‘Malagueño’, sufrió un tremebundo volteretón al iniciar la faena con un pase cambiado, y esa locomotora de embestir le arrolló, quedando en la plaza la angustia de otro grave percance.

Pero, era su día, y Mora, desmadejado y roto, se rompió a torear con la muleta y el corazón. Surgieron dos pases del desprecio y una trincherilla, a la vez bella caricia y duro látigo para someter a su enemigo. Con los tendidos hechos un manicomio ante tanta verdad y tanta calidad de toreo de altísimos quilates, el madrileño siguió su maciza obra con tres series en redondo, con temple, ligazón y desmayo, que remató con nuevas trincheras y arrebatados pases de pecho.

Después la locura y comunión con los tendidos siguió ‘in crescendo’ con tandas de perfectos naturales –la última con la espada de verdad-, y varios adornos antes de atracarse ala hora de matar y alcanzar, por primera vez en su carrera, y alcanzar la gloria de cortar dos orejas a un encastado animal que cumplió en el caballo y vendió cara su vida. No era para vuelta al ruedo, pero ojalá salieran muchos o alguno de estos cada tarde.

Brindis al doctor García Padrós

Mora, que había brindado a ‘'San’ Máximo García Padrós, que le operó casi a vida o muerte hace dos años en la enfermería, ya había mostrado sus cartas al recibir con mecidas verónicas a este ‘Malagueño’ y responder por ajustadísimas gaoneras al quite por saltilleras también ajustadísimas que le realizo Roca Rey. Ya no pudo repetir frente al manso y rebrincado quinto.

No faltó interés en el resto de la función, porque la magníficamente presentada corrida de Alcurrucén, divisa que venía de fracasar días antes, ofreció otros dos bicornes encastados, primero y tercero, con los que no pudieron un Urdiales de bajo ánimo y un Roca Rey de muchísimo valor, que se fajó con ese tercero a base de derrochar testosterona, algo insuficiente para no verse desbordado.

El peor fue el cuarto, un mansazo con el que Urdiales no se dio coba. Sí de la dio Roca Rey al último, con cierta codicia hasta que se acabó, pero sin quitarle méritos a peruano, es menester exigirle más calidad en el toreo fundamental y menos arrimones. Calidad como la de Ángel Otero, subalterno de David Mora, que clavó el mejor par de la Feria al quinto y se vio obligado a saludar. Calidad como la del toreo eterno, la de un David Mora que ha reventado la Feria. Y olé.

Ficha

Toros de ALCURRUCUÉN, de irreprochable trapío, que cumplieron en los caballos exceptos los dos últimos, con los tres primeros encastados, 4º y 5º muy mansos y 6º manejable. El 2º, premiado con vuelta al ruedo. DIEGO URDIALES: silencio rs aviso; silencio. DAVID MORA: dos orejas; silencio (salió a hombros). ROCA REY: ovación; ovación tras aviso. Plaza de Las Ventas, 24 de mayo. 16ª de Feria. Lleno.

<CRÓNICA DEL FESTEJO ANTERIOR

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios