www.diariocritico.com
Uno de los extraordinarios pares de banderillas que colocó Ángel Otero al segundo de la tarde
Uno de los extraordinarios pares de banderillas que colocó Ángel Otero al segundo de la tarde (Foto: Juan Pelegrín)

San Isidro: El subalterno Ángel Otero hizo lo mejor de otra tarde con toros sin casta ni fuerza ni 'na'

Magnífico en banderillas y en la brega; con Fandi, Mora y Simón, silenciados

viernes 27 de mayo de 2016, 22:48h
Loor a ese extraordinario subalterno que es Ángel Otero, que hizo lo de más torería de otra tarde plúmbea por el escaso motor del encierro de El Pilar ante el que se estrellaron El Fandi, David Mora y López Simón. Las únicas ovaciones las recogió este banderillero de lujo al clavar con toreria dos excepcionales pares al segundo. Loor Ángel Otero.

En vísperas del Madrid –Atleti, seguro que Zidane y Simeone estarían felices de contar con algún jugador no sólo con la espectacularidad y buen hacer, que no es poco, sino con su regularidad. Porque Ángel Otero siempre está bien y siempre es obligado por el público a desmonterarse con sus pares de banderillas. Quien esto firma, que junto a los del 7, los chinos y escasas personas más, se traga toda la temporada venteña, en la que tantas veces hace el paseíllo Otero, no recuerda una vez en que no haya brillado, no recuerda una vez en que no haya recibido justísimas atronadoras palmas.

Como en esta nueva corrida plena de mediocridad y grisura porque los bicornes de El Pilar, con excepción del tercero, eran guapos por fuera, sí. Mas por su sistema sanguíneo había poco de bravura y meno de casta, a lo que unían una excesiva justeza de fuerzas. De modo que sólo en un par de momentos el público se extasió: cuando por dos veces, esta joya de peón ahora a las órdenes de David Mora, citó al toro, le dio ventajas acudiendo andando, levantó los brazos ante sus pitones y clavó en lo alto del morrillo.

Vamos, un video para ponerlo en las escuelas de tauromaquia sobre cómo realizar con perfección y torería está cada vez más perdida suerte del segundo tercio. Además, Otero bregó a la perfección frente al quinto con el percal. Lo dicho/escrito: un torerazo de plata.

Por cierto que ese vídeo también deberían hacérselo ver a El Fandi, vulgar y ventajista con los rehiletes toda la tarde, aunque no tanto como con percal y pañosa, por lo que sus labores nada interesaron y el púbico aprovechaba para hablar de la familia, de nuestros políticos, del pronóstico para este sábado en la Champions -con taurina división de opiniones, claro- y otros asuntos tan relacionados con la Fiesta.

Los únicos intentos de toreo con calidad los intentaron a ráfagas David Mora y López Simón. El hasta ahora trufador de la Feria incluso robó un par de series a su enemigo inicial hasta que se apagó, lo que el quinto hizo mucho antes. Simón, también frente a un lote podrido –porque el sobrero de Salvador Domecq, tenía igual catadura que los titulares- cumplió igual que Mora intentando sacar agua de aquellos pozos secos, por lo que optó por sendos arrimones para nada.

De modo que, cuando ya llevamos tres semanas de festejos ininterrumpidos, la mayoría malos o muy malos, aburridos o muy aburridos, éste nos lo podríamos haber ahorrado casi íntegramente. Es decir, todo su desarrollo menos la actuación de ese torerazo de plata y lujo que es Ángel Otero. Loor.

Ficha

Cinco toros de EL PILAR, con trapío, excepto 2º, descastados aunque nobles y escasos de fuerza. 6º, sobrero, de SALVADOR DOMECQ, bien presentado y también de nulo juego. EL FANDI: silencio; silencio. DAVID MORA: silencio tras aviso; silencio. LÓPEZ SIMÖN: palmas tras aviso; silencio. Plaza de Las Ventas, 27 de mayo, 21ª de feria. Lleno de 'no hay billetes'.

> CRÓNICA DEL FESTEJO ANTERIOR

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios