www.diariocritico.com

Quintana sigue de líder en la Vuelta tras una etapa de transición antes del Aubisque

viernes 02 de septiembre de 2016, 19:13h
El ciclista italiano Valerio Conti (Lampre-Merida) se adjudicó este viernes en solitario la decimotercera etapa de la Vuelta a España, disputada entre Bilbao y Urdax-Dantxarinea sobre 213,4 kilómetros, mientras que los favoritos guardaron fuerzas antes de afrontar este sábado el final en el Aubisque.

Conti, de 23 años, fue el más fuerte de una jornada marcada por una escapada de doce corredores que ha contado con el beneplácito del pelotón. El romano se marchó de sus compañeros de fuga a falta de 17 kilómetros y no tuvo problemas en imponerse en solitario para lograr el mejor triunfo de su periplo profesional.

La jornada, situada justo en la víspera de la etapa 'reina' con final en el Aubisque, fue de auténtica tregua en el pelotón, que vivió un plácido día, permitiendo que de la fuga del día saliese el ganador, que aventajó en una diferencia sonrojante al pelotón de los favoritos, que se tomó un descanso un tanto excesivo. Como si del grupo que se forma de sprinters en una dura jornada montañosa, casi 34 minutos después cruzó con parsimonia la línea de meta.

Michael Gogl (Tinkoff), Danilo Wyss (BMC), Gatis Smukulis (Astana), Tom Stamsnijder (Giant-Alpecin), Sergey Lagutin (Katusha), Jelle Wallays (Lotto-Soudal), Yves Lampaert (Etixx-Quick Step), Vegard Stake Laengen (IAM), Valerio Conti (Lampre-Merida), Stéphane Rossetto (Cofidis), Cesare Benedetti (Bora-Argon 18) y Romain Cardis (Direct Energie) fueron los protagonistas del día. De todos ellos, sobresalía el nombre de Lagutin, vencedor el pasado domingo en el Alto del Naranco, pero el joven Conti fue el más fuerte.

La docena de escapados amasaron sin problemas casi una veintena de minutos sobre el gran grupo, donde el Movistar Team, rodando en 'casa', marcaba un ritmo tranquilo. Los kilómetros fueron pasando y los fugados superaron todas las dificultades montañosas en buena compañía y colaborando, guardando sus fuerzas para el tramo final.

Así, cuando faltaban menos de 30 kilómetros para línea de meta comenzaron las hostilidades entre los doce ciclistas, iniciadas por Wallays y Gogl. Este dúo no tuvo éxito, pero sí realizó la selección definitiva que se jugaría el triunfo con Conti, Lagutin, Stake Laengen Lampaert y Wyss.

Poco después, Conti lanzó su demoledor ataque, aprovechando que las fuerzas ya iban justas. El italiano tuvo buenas piernas y sacó partido al terreno escarpado para abrir pronto una buena diferencia de 40 segundos, inalcanzable para sus perseguidores, sin energía ni colaboración para comenzar la persecución.

Este sábado se disputará sin duda la que está considerada como la etapa 'reina' de la Vuelta a España 2016, con salida en Urdax-Dantxarinea y final en el Aubisque, un puerto Tour de categoría especial, largo (16,5 kilómetros) y con pendiente media del 7,1 por ciento. Ahí se espera que se desate la 'batalla' entre Nairo Quintana y Chris Froome, que de momento se han mostrado los más fuertes, aunque antes los corredores tres puertos exigentes de primera categoría como el Col Inharpu, el Col du Soudet y el Col de Marie-Blanque.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.