www.diariocritico.com

Permanente monitoreo

Volcán Tungurahua registra gran actividad y emisiones de ceniza

Volcán Tungurahua registra gran actividad y emisiones de ceniza

El volcán Tungurahua "ha despertado". Aunque su actividad se registra esporádicamente en los últimos años, en esta ocasión la ceniza volcánica, que afecta alas poblaciones aledañas, es permanente y las emisiones alcanzan entre dos y tres kilómetros de altura. El Instituto Geofísico mantienen un monitoreo permanente.

El volcán no da tregua. Existe temor en los habitantes de las zonas cercanas a las faldas del coloso.

Según Pablo Samaniego, vulcanólogo de la Estación de Monitoreo Guadalupe, el volcán Tungurahua mantiene una actividad con nivel alto como en los últimos días.

“No ha habido reportes de caída de ceniza de los poblados cercanos al coloso, sin embargo hemos observado que la ceniza llega a los sectores de San Juan de Pillate, Choglontus y El Manzano, así como Bilbao y Puela”.

También aseguró que se registra un leve pero continúo incremento en el número de explosiones y bandas de tremor de emisión, cañonazos fuertes asociados a las explosiones y la salida de material incandescente que impactan a la parte superior de los flancos y el cráter.
 
  Más de 50 explosiones y emisiones constantes de ceniza en volcán Tungurahua 
 

Samaniego hizo hincapié en que aunque la actividad del volcán es alta, resulta inferior a la ocurrida durante el año 2006, cuando se dieron los eventos más fuertes y que obligaron a evacuar a la gente.

Población alerta

En Pailatahua los pobladores viven con el temor de vivir otra erupción como la registrada en agosto de 2006, cuando el volcán se llevó sus casas y cultivos.

Aida Ortiz es una de las campesinas que vuelve cada día a su terreno en Palitahua para cultivarlo, aunque en las noches acude a un refugio cercano con temor de que "no vaya a ser que el Tungurahua explote en la madrugada", según comentó a Efe.

"Lo peor que podría pasar es que (la erupción) nos encuentre dormidos. Es que el volcán no da tiempo de nada", afirma Aida, que vive con su hermana, Flor Elita, quien perdió su casa, al otro lado del río que cruza el poblado de Palitahua.

Aida y un medio centenar de personas más, la mayor parte adultos, aunque también hay unos 20 menores, se atreven a acudir en el día a sus casas en Palitahua, pero con mucho cuidado, "porque al volcán no se le puede dar motivo", añade la anciana que, además de cultivar su terreno, tiene una pequeña tienda de alimentos.

Dice que en su pueblo "no se puede dormir, porque el Tungurahua no deja; está toda la noche con ruidos que dan miedo. No sé, estoy nerviosa", dice la campesina al mostrar sus manos temblorosas y arrugadas.

Aida lo intuye: "Seguro que va a explosionar", así fue hace un año, cuando el volcán "avisó" que preparaba una erupción grande.

Reporte del Instituto Geofísico

29 Eventos de largo período.
31 Señales de tremor de emisión.
55 Explosiones de tamaño moderado a pequeño

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios