www.diariocritico.com
El Congreso celebra su jornada de Puertas Abiertas los días 3 y 4 de diciembre
Ampliar
(Foto: Congreso de los Diputados)

El Congreso celebra su jornada de Puertas Abiertas los días 3 y 4 de diciembre

miércoles 28 de noviembre de 2018, 08:50h

Este diciembre se cumplen 40 años de vigencia de la Constitución española. En un año tan señalado las Cortes Generales quieren hacer partícipes a todos los españoles de un hito tan trascendental para nuestra historia democrática con la celebración de diferentes actos.

Antes del día 6 de diciembre, cuando tendrá lugar la conmemoración oficial del día de la Constitución, aquellos que lo deseen podrán visitar tanto el Congreso de los Diputados como el Senado en sus tradicionales jornadas de Puertas Abiertas en una edición tan simbólica como ésta.

Desde 1997 miles de personas han descubierto los rincones del Congreso de los Diputados, paseado por el majestuoso Salón de Pasos Perdidos, contemplado la Constitución desde el vestíbulo de la Reina o descubierto el Salón de Sesiones desde la perspectiva de los diputados.

El lunes día 3 y el martes 4 de diciembre son los elegidos para esta edición de las Jornadas de Puertas Abiertas en el Congreso. Unos días en los que, desde las 9.30 a las 19 horas, en horario ininterrumpido, puedes sumarte a esta experiencia sin necesidad de reserva previa, solo presentando el DNI o el pasaporte.

El recorrido comienza en el Patio de Floridablanca, en el que los asistentes serán recibidos con un café, chocolate o caldo recién hecho para amenizar la espera antes de atravesar la Puerta de los Leones. Esta entrada solo se abre en Puertas Abiertas y en las sesiones solemnes presididas por los Reyes, como las de apertura de la Legislatura.

La gran puerta de bronce custodiada por los leones apodados "Daoiz" y "Velarde", da acceso directo al Vestíbulo de Isabel II, donde se expone la Constitución de 1812, La Pepa, al pie de una estatua de la Reina en mármol de carrara, obra de Josep Piquer i Duart.

Salón de Pasos Perdidos

El itinerario sigue por el Salón de Conferencias, conocido como Salón de Pasos Perdidos, en el que los visitantes no pueden dejar de elevar la mirada hacia la bóveda en la que Vicente Camarón pintó Alegorías de los continentes, la ley, la justicia, la religión y la abundancia; las pinturas angulares y los 28 medallones con retratos de políticos del Siglo XIX. En el centro del salón, un objeto con historia y con leyenda, la mesa de caoba y ágata.

La visita continúa en el Escritorio que tiene como protagonista un impresionante reloj astronómico construido por Alberto Billeter en 1857, y con caja realizada en Palo de Rosa con incrustaciones de nácar por el ebanista Agustín Moragas. Conectado con el anterior, el Escritorio de la Constitución, donde se custodia un ejemplar manuscrito de la Constitución de 1978, obra del pendolista Luis Moreno.

Salón de sesiones

Llega el momento más esperado de las visitas guiadas, la entrada en el Salón de Sesiones. Dos grandes obras pictóricas flanquean la Presidencia del Hemiciclo, El Juramento de las Cortes de Cádiz, y María de Molina presentando a su hijo ante las Cortes de Valladolid; y decoran la parte superior del testero del Hemiciclo cuatro cariátides, y dos estatuas de los Reyes Católicos y las pinturas triangulares El Decálogo y El Evangelio.

Sobre la planta semicircular en la que se distribuyen los 350 escaños, se encuentra la bóveda con las pinturas de Carlos Luis de Ribera y un lucernario en forma de abanico que deja pasar la luz natural al Salón en el que se reúne el Pleno de la Cámara y se celebran las sesiones conjuntas del Congreso y el Senado.

Pero el Hemiciclo no es el final de trayecto. Queda aún subir a la primera planta del Palacio, pasear por la galería en la que se exponen los retratos de los expresidentes del Congreso, obra de los pintores más relevantes de los siglos XIX y XX; y entrar en la Sala Mariana Pineda, donde se reúne la Junta de Portavoces, y en la que se expone el cuadro Mariana Pineda en Capilla, de Vera Calvo.

Ya en el edificio de la primera ampliación, la visita continúa con una de las salas más importantes, la Sala Constitucional, presidida por un políptico de los siete ponentes o "padres" de la Constitución, obra del pintor Hernán Cortés-Moreno. La última parada del recorrido es la Sala Ernest Lluch, en la que se celebran habitualmente jornadas y conferencias, además de comisiones, y también conocida como "Sala de columnas".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.