www.diariocritico.com
Pedro Sánchez y Quim Torra
Ampliar
Pedro Sánchez y Quim Torra (Foto: Pool Moncloa/Fernando Calvo)

Moncloa pide formalmente al Govern catalán una reunión entre Sánchez y Torra el día 21

> El Ejecutivo central quiere finalmente que el Consejo de Ministros en Barcelona sea una cumbre del 'deshielo'

viernes 14 de diciembre de 2018, 10:07h
"Sería conveniente mantener un encuentro con el que retomar la senda del diálogo constructivo entre el Gobierno y el Govern de Cataluña". Es la petición que Carmen Calvo le ha hecho por carta al vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, para demostrar su compromiso de cooperación y entendimiento para una convivencia pacífica.

Tal y como se esperaba de manera inminente, Moncloa ha solicitado formalmente al Govern catalán por carta una reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra el día 21, coincidiendo con la presencia del Consejo de Ministros en pleno en Barcelona.

El día 21 podría ser una gran cumbre del deshielo entre Madrid y Barcelona con motivo de la celebración del Consejo de Ministros en la Llotja de Mar el próximo viernes.

La portavoz del Govern, Elsa Artadi, admitía ya ayer la posibilidad de una reunión entre el presidente del Gobierno y el líder de la Generalitat aprovechando la presencia del Consejo de Ministros en Cataluña. Eso sí, precisó que no habían recibido ninguna invitación formal e insistió en que "nunca" han estado "cerrados al diálogo".

Pero, en realidad, existen muchos recelos en Cataluña por la presencia del Gobierno central en su capital. Algunos consideran que es una acción 'centralista', casi propia de un poder autoritario que quiere marcar territorio en lugar ajeno, para dejar claro quién manda. Sin embargo, otros sectores de la sociedad y política catalana han tomado este gesto del Gobierno de Madrid como un gesto más de deshielo para normalizar las relaciones.

Por otra parte, hay quienes se decantan por una 'teoría más conspiracionista': se piensa que Sánchez está buscando una excusa para aplicar ya el artículo 155 a la vista de que no ha podido lograr avances con el Ejecutivo catalán, controlado por los sectores más radicales del independentismo. Por eso, estaría esperando que el día 21 sucedan dos posibles cosas: que los incidentes sean tan graves como para que no se pueda garantizar la seguridad de la celebración del Consejo o bien que se pueda celebrar, pero con sucesos que colmen la paciencia de la Policía y otros sectores. En todo caso, una convocatoria-trampa para los intereses soberanistas, que entienden que ha sido una jugada maestra de Madrid para medir la fuerza de la lucha indenpendentista y su radicalidad.

Por eso se tema que los Comités de Defensa de la República (CDR), hagan del día 21 una auténtica batalla campal en las calles, al estilo de París por los chalecos amarillos. Los CDR, ANC, Òmnium Cultural, la Intersindical, Universidades por la República y los Grupos Autonómicos de Acciones Rápidas (GAAR) anunciaron ayer varias acciones y movilizaciones coincidiendo con la celebración del Consejo de Ministros y en protesta por ella. Los CDR llamaron explícitamente a la "batalla" a través de Twitter y animaron a cortar las calles con barricadas. La ANC señaló que los ministros "no son bienvenidos" y llamó a acudir en coche a Barcelona para provocar un atasco masivo en la ciudad.

Mientras, siguen las discrepancias tanto en el Gobierno como en el PSOE por la estrategia de Sánchez en Cataluña. Según el diario ABC, "Cataluña abre brecha en el Gobierno de Sánchez" y destaca: "Batet replica a Borrell que el diálogo es la única vía para solucionar la crisis independentista". Para la ministra de Política Territorial y Función Pública, la aplicación del artículo 155 "no resuelve el problema de fondo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios