www.diariocritico.com
El papel clave de la militancia socialista para decantar la balanza de los pactos poselectorales
Ampliar
(Foto: PSOE)

El papel clave de la militancia socialista para decantar la balanza de los pactos poselectorales

domingo 02 de junio de 2019, 11:13h
Los resultados del 26-M han abocado a los partidos a pactar. Sin embargo, pese a que en campaña había dos bloques ideológicos claramente diferenciados hoy por hoy todas las miradas están puestas en la posición ambigua de Ciudadanos que puede decidir el color de 4 autonomías y alrededor de 25 grandes Ayuntamientos. No obstante, hay alguien más que tendrá voz y capacidad de veto sobre todo esto: la militancia socialista.

La noche electoral del 28-A una multitud coreaba a las puertas de la sede socialista en la calle Ferraz de Madrid 'Con Rivera, no' haciendo presión para que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, no negocie con Ciudadanos su regreso a la Moncloa. "Ha quedado bastante claro, ¿no?", contestó Sánchez.

Sin embargo, tras las elecciones autonómicas, municipales y europeas la formación naranja será clave para definir el color de cuatro comunidades y alrededor de 25 ayuntamientos y la consigna parece justamente la contraria. Nada más conocerse los primeros resultados concluyentes del 26-M, a Sánchez pidió a Ciudadanos que levantara el veto al PSOE con la premisa de que había que evitar a toda costa un papel influyente de la ultraderecha de Vox en las instituciones.

Si bien la ejecutiva del PSOE no ha querido nunca cerrar completamente la puerta a la vía Ciudadanos insistiendo en que los 'cordones sanitarios' los impuso su líder Albert Rivera antes de las generales, en las últimas semanas cada vez más la ejecutiva socialista presiona más hacia esta vía. No obstante, la última palabra la tendrán las bases.

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, apeló recientemente, entrevistado en 'El Socialista', a establecer gobiernos transversales y criticó a quienes "quieren convertir las administraciones en trincheras políticas".

Preguntado por el papel que va a desempeñar la Comisión de Seguimiento de los Pactos, aprobada el pasado lunes por la Ejecutiva, el número tres del PSOE ha explicado que “su función es coordinar y dar coherencia a los acuerdos de gobierno”, teniendo en cuenta el calendario para los acuerdos municipales que se deben cerrar antes del 15 de junio, fecha para la constitución de los ayuntamientos. Sobre la mesa están plazas clave como el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid o la ciudad de Barcelona, donde Cs podría ser clave.

Y, en el caso de las autonomías , ante las propuestas de acuerdo que se puedan ir planteando desde los territorios, Ábalos aseguró que harán "un seguimiento a partir de la autonomía de las mismas, para hacer una propuesta en consonancia con la propia singularidad".

Respecto a las consultas a la militancia del PSOE sobre pactos, Ábalos señaló que se producirán según lo aprobado en el último Congreso del partido. Los militantes “tendrán que pronunciarse sobre propuestas de acuerdo para gobiernos y en aquellos casos en los que se vote positivamente a una formación que no es la propia”.

Es decir, todas aquellas propuestas que impliquen incluir a otras formaciones en los ejecutivos socialistas -como sería el caso de un gobierno de coalición a nivel nacional PSOE-Unidas Podemos- o que impliquen votar a favor del candidato de otro partido -como podría llegar a darse en la capital donde su candidato Pepu Hernández podría llegar a votar a Manuela Carmena (Más Madrid) o a Begoña Villacís (Cs) llegado el caso- tendrán que ser valoradas por las bases en consultas vinculantes. Queda por ver qué se pregunta, cuándo y dónde.

Banalización de la extrema derecha

Durante la entrevista, el secretario de Organización socialista llamó también la atención sobre los “esfuerzos persistentes” que observa a la hora de intentar “banalizar la participación de la extrema derecha” en posibles gobiernos.

Recordó que en países como Francia el resto de los partidos se alían para restarle espacios, o cómo la alianza de socialdemócratas y liberales en Europa responde al intento de frenar a unas formaciones que son anti europeístas y xenófobas. “En nuestro caso, además, son evocadores de la dictadura y así cuesta mucho asimilarlos como constitucionalistas”, añadió.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios