www.diariocritico.com
Invierte en tecnología y ahorra a largo plazo: estrategias para startups
Ampliar

Invierte en tecnología y ahorra a largo plazo: estrategias para startups

martes 19 de octubre de 2021, 10:21h

En muchas ocasiones la mejor manera de ahorrar es gastando. Esto, que puede sonar extraño, es una realidad que conocen los empresarios de éxito y los emprendedores más renombrados. Evidentemente, no hablamos de cualquier gasto sino, más bien, de inversiones inteligentes.

A diferencia del gasto, en el cual dedicamos una parte de nuestro ahorro a adquirir un bien o servicio del que no esperamos un retorno, la inversión supone la expectativa de un rendimiento futuro. Adquirimos algo con la finalidad de que produzca una rentabilidad en un determinado plazo.

En este sentido, las inversiones implican la dedicación de un recurso económico en la actualidad para generar rendimientos a futuro. Con esta definición, las inversiones abarcan un espectro muy amplio. Una inversión puede ser un depósito bancario (a cambio del cual se obtiene un interés), la constitución de un fondo de inversión o la adquisición de acciones en bolsa. En un sentido más amplio, también puede ser estudiar una carrera o un curso de formación que nos abra las puertas a empleos mejor remunerados o aprender un idioma.

Las empresas, por su parte, invierten cuando mejoran la formación de sus empleados (porque serán más productivos en el futuro), cuando adquieren equipos que permiten mejorar la eficiencia de los procesos o contratan a más personal.

Tres estrategias de inversión inteligente para una startup

No hay límites a la estrategia de inversión para una startup, que por definición ha nacido para innovar. Sin embargo, hay algunos elementos que suelen observarse con frecuencia en las estrategias inversoras de éxito. Por ejemplo: invertir en tecnología siempre es una buena idea.

Su aplicación siempre va a mejorar la eficacia de los procesos, y por eso invertir en tecnología suele ser una buena idea que permite obtener rendimientos. Además, la tecnología suele ser sostenible, porque permite un ahorro de recursos. Veamos algunos ejemplos prácticos de cómo invertir en buena tecnología produce ahorro a medio plazo:

- Sistemas de ahorro de consumo eficiente: muchas empresas han instalado en sus locales y oficinas sistemas para que sus trabajadores obtengan agua filtrada del grifo con la mayor calidad. Un ejemplo: el sistema de Grohe para profesionales permite a las empresas evitar las voluminosas, pesadas y caras garrafas de agua, lo cual redunda también en beneficio del medio ambiente, pues es plástico que dejamos de consumir.

Este tipo de sistemas ha evolucionado hasta el punto de que pueden proporcionar agua refrigerada, caliente y hasta con gas. Es un ejemplo más de la fructífera relación tecnología-cocina.

- Autoconsumo eléctrico: la inversión en placas solares también ha experimentado un crecimiento espectacular. Gracias al autoconsumo, podemos producir energía eléctrica para el consumo de nuestra empresa. A través de unas placas capaces de captar la energía solar, podemos disponer una energía suficiente para proveernos de electricidad durante gran parte del año. La inversión inicial para la instalación se compensa en muy poco tiempo, ya que obtendremos energía gratis durante muchos periodos y sin apenas coste de mantenimiento.

Además, esta es una inversión inteligente porque la instalación de placas eléctricas suele contar con ayudas y subvenciones públicas, dado que las autoridades están impulsando este sistema como parte integral de la estrategia de reducir en al menos un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2030.

- Marketing digital: en un entorno empresarial cada vez más competitivo, la presencia online juega un papel clave en el éxito empresarial. Hoy en día una empresa ya no se da a conocer como lo hacía antes, repartiendo folletos o con una cuña radiofónica. Su imagen de marca está en Internet. El marketing digital son todas aquellas técnicas de marketing que mejoran la visibilidad, valoración e imagen online de la marca.

Cualquier estrategia para la promoción de la empresa online, la fidelización del cliente o la mejora del tráfico en la web de nuestra empresa es una inversión que, si se ejecuta bien, va a producir rendimiento casi de inmediato.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios