www.diariocritico.com

Preparados para lo que pueda pasar

lunes 13 de enero de 2020, 14:06h

Como apenas se mueve, semeja que poco pasa. Tan poco, que hay hasta quién cree que la pauta del dólar puede estar cambiando. Le parece muy poco lo que se ha apreciado para lo que está pasando en Oriente Medio.

Quizá no considera que la psicología del mercado absorbe ahora con rapidez inusitada los cambios, o que quizá, si no hubiese sido por el reverdecido conflicto con Irán, y después de haber cruzado a finales de año algo tan significativo para cualquiera como la media móvil de 200 sesiones, el dólar estaría ahora en 1.13 en lugar de volver a mirar hacia los 1.10 que es lo que hace.

LA VOLATILIDAD SIGUE BAJA

Las estadísticas dicen que la volatilidad sigue baja. Así estuvo durante 2019, quizá el año de mayor estabilidad cambiaria general y en particular del dólar desde que nació el actual sistema monetario allá por 1973 con la ruptura del patrón oro. Lo cierto es que como la mayor parte de pronósticos apuestan este año por el euro, -lo dicen hasta en Bolsamanía-, va a empeñarse la realidad en colocar las cosas donde le dé la gana. Con razón dice uno de los gestores entre los de más éxito del panorama inversor español cuando le preguntan por las claves de su gestión: “Mucha gente habla de final de ciclo, desaceleración… nosotros ante eso no tenemos una visión y lo que hacemos es estar preparados para lo que nos pueda venir”. Tan sencillo y tan sensato. Y ahí estamos los demás, perdiendo el tiempo en devanarnos los sesos empeñados en tener visiones.

Algo hemos avanzado en esto desde los tiempos en los que astrología y astronomía apenas se diferenciaban, y a los poderosos de aquellos tiempos interesaba más lo primero que lo segundo; pero no tanto. Las visiones, ahora pre-visiones, siguen muy valoradas y todos los días se encuentra uno con aprendices de brujo. Pero es que la demanda es alta. Algunos pronostican siempre lo mismo, de modo que alguna vez aciertan, otros cambian con tanta frecuencia que asemeja que están siempre cerca. Hay incluso quienes apuestan una cosa y lo contrario, de modo que se aseguran de que al menos una parte le conceda el rango de visionario. En realidad lo que se parece más a la astronomía es la de aquellos que tienen una convicción y la defienden a pesar de que se les niegue un día sí y otro también. “Eppur si muove”.

MENTIR PUEDE SER RENTABLE...

Y es que la verdad llega siempre, por mucho que se haga esperar. Puedes disfrazarla con tipos de interés más altos, puedes esconderte en la popularidad, puedes mentir, y hasta mentir puede resultar rentable, pero eso no cambia la verdad, porque siempre políticas buenas ofrecen resultados buenos, políticas confusas ofrecen resultados confusos y políticas malas solo pueden dar resultados malos. Sencillo y sensato.

¡Ajá! ¿Y cuál es la verdad? Siempre hay quien quiere cargarse el relato con la preguntita. Aun así, alguien está obligado a intentar una respuesta y eso que la verdad no la tiene nadie, solo existe. En lo que aquí nos ocupa, somos más partidarios de convicciones. La que tenemos nos obliga a esperar. Por mucho que sus votantes le crean, la política de EE.UU. encarnada en su presidente es mala, como poco confusa, de modo que cabe prever sus resultados. Aunque Wall Street alcance por primera vez los 29.000. Costará desprenderse del dólar, tanto más cuanto más advertidos, pero agarrados a las convicciones, este no debe de ser su año y si no, el otro. Mientras, solo cabe estar preparados para lo que pueda pasar.

José Manuel Pazos

Consejero Delegado del Grupo Omega Financial Partners
www.omegafinancialpartners.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios