www.diariocritico.com
Madre mata a su hijo porque le quitan la custodia
Ampliar
(Foto: Pixabay)

Madre mata a su hijo porque le quitan la custodia

martes 28 de julio de 2020, 10:51h

Hace escasos días hemos conocido la noticia de que una madre le ha arrebatado la vida a su hijo y a ella misma, tras conocer que le iban a quitar la custodia de su hijo menor.

Supuestamente, la progenitora presentaba un trastorno mental, por lo que Servicios Sociales había decidido quedarse con la custodia del menor. Según los medios de comunicación, los Servicios Sociales consideraban que la separación con respecto a la madre no podía ser abrupta para no ocasionar daños emocionales en el menor. Ante este suceso nos preguntamos: si le iban a quitar la custodia, ¿tenían constancia de que el menor estaba en riesgo?

Esta situación, como muchas otras, genera una reflexión sobre los trastornos y la custodia de menores. Cuando una persona tiene un trastorno, lo más peligroso es que niegue su patología y por tanto, que no esté controlado por un profesional. Hay que atender y analizar si esa enfermedad mental, afecta a los cuidados y atenciones de los hijos. Por ello, es imprescindible una valoración psicológica, que determine el trastorno y la afectación en los cuidados del menor.

Por ejemplo, un trastorno bipolar se caracteriza por cambios bruscos de carácter, en los que se alternan estados de máxima euforia o alegría, con estados de total apatía y tristeza. Estos cambios, si no son diagnosticado el trastorno y tratado puede llevar a la incompatibilidad para ejercer una custodia.

Un trastorno límite de la personalidad, que no es tratado y por lo tanto, no tiene habilidades para poder sobrellevar una custodia y una educación adecuada, también puede generar una incompatibilidad con el cuidado de un menor. El trastorno límite de la personalidad, es una afección mental por la cual una persona tiene patrones prolongados de emociones turbulentas o inestables. Pueden generar un miedo intenso de abandono, incluso llegar a medidas extremas para evitar una separación o un rechazo real o imaginario, suelen mantener un patrón de relaciones intensas inestables, como idealizar a una persona por un momento y luego creer que esa persona no muestra interés o se comporta mal con la persona, pueden comportarse de manera impulsiva, como conducción imprudente, tener sexo inseguro, gastos sin cese, o terminar una relación sana. Un diagnóstico de trastorno límite de personalidad puede conducir a que la persona realice conductas suicidas o autolesiones, a menudo en respuesta al miedo de separación o rechazo.

Estos son unos ejemplos, por lo que es fundamental la evaluación psicológica de la persona y analizar cómo afecta el trastorno mental en el menor, en sus cuidados, en la realización de sus rutinas y en el estilo educativo que aporta al menor.

Paloma López & Rocío Gavilán

Psicólogas forenses

Gabinete Psicología Velázquez
C/ Velázquez 53, Madrid - Teléfono: 650541532

www.psicologiavelazquez.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios