www.diariocritico.com
Tirar de la manta: origen y explicación de esta conocida frase
Ampliar
(Foto: Jacob Rask (Licencia CC / Wikipedia))

Tirar de la manta: origen y explicación de esta conocida frase

lunes 08 de febrero de 2021, 09:26h

Tirar de la manta es una de las expresiones más utilizadas en el cine y en la vida real cuando se habla de que un testigo o un implicado en un proceso judicial amenaza con desvelar o delatar a más implicados a cambio de mejorar su futuro penal.

También para conseguir algo a cambio de su silencio, a cambio de no "tirar de la manta".

Pero... ¿de dónde preocede esta frase hecha y esta expresión que se emplea tanto en los casos de tribunales?

Pues bien, 'tirar de la manta' es una frase originaria de Navarra, donde se colgaban unos telares en las paredes de las iglesias con largos listados de los nombres de las personas y familias conversas, en concreto judíos que se habían convertido al cristianismo en los siglos XVI y XVII para evitar ser rechazados de la España cristiana.

Tirar de la manta suponía que se buscase el origen de esas familias y se resbuscase en su pasado, intentando hacerles daño, de esa manera la expresion 'tirar de la manta', es decir, emplear estos negros listados, es casi similar a lo que ahora pasa cuando alguien amenaza con delatar a personas con asuntos turbios de su pasado.

A estos telares se las conocía como 'mantas', aunque no fueran mantas como tal: para la cama o para cubrirse del frío.

Este hecho se puede corroborar en 'Historia de la legislación y recitaciones del derecho civil de España', una obra originaria del año 1861 escrita por el marqués de Montesa, Amalio Marichalar, y Cayetano Manrique.

La manta más conocida fue la que estaba colgada en la capilla del Cristo del Perdón en Tudela, original de 1610, que siguió siendo pública hasta el siglo XIX.

Cientos de familias judías se hicieron cristianas para evitar la expulsión, pero siempre se sospechó de que gran parte eran falsos conversos, que sólo querían evitar la salida. De ahí que de manera perversa se mantuviera el registro de los nombres y apellidos de esos conversos para mantener una vigilancia permanente sobre su veracidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios