www.diariocritico.com
Sanidad encuentra sustancias cancerígenas en los cigarrillos electrónicos y alerta de su nivel de nicotina
Ampliar
(Foto: EFE)

Sanidad encuentra sustancias cancerígenas en los cigarrillos electrónicos y alerta de su nivel de nicotina

Un informe de la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial, coordinado por el Ministerio de Sanidad, desaconseja de manera contundente el uso de los cigarrillos electrónicos y sus derivados, ya que detencta una "existencia de riesgos para la salud", aunque no los prohíbe.

La Comisión denuncia que "se han encontrado sustancias cancerígenas en líquidos y vapor de cigarrillos electrónicos, por lo que no se pueden excluir los riesgos para la salud asociados al uso o exposición al vapor", tal y como recogen varios medios, como 'El Periódico'.

Además, recuerda que todos los instrumentos para fumar vía calentamiento "generan un aerosol que contiene nicotina en proporción igual o superior a los cigarrillos con combustión". Por eso producen "efectos fisiológicos y adictivos" derivados de la nicotina "equivalentes al tabaco por combustión", es decir, el tradicional.

Sanidad permite hoy por hoy el consumo de estos cigarrillos electrónicos pero los somete a la ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo. "Con el objetivo de promover la salud de la ciudadanía y prevenir las enfermedades asociadas al consumo de tabaco", Sanidad aconseja "no consumir ninguno de estos productos".

El cigarrillo eléctrico, también llamado vaporizador, es un sistema electrónico inhalador diseñado en su origen para simular y sustituir el consumo de tabaco. Estos dispositivos utilizan una resistencia y batería para calentar y vaporizar una solución líquida. La solución líquida puede contener aromas y nicotina líquida.

En sus inicios su diseño imitaba los cigarrillos, puros o pipas. En la actualidad tienen un aspecto totalmente diferente que no recuerda en absoluto a los cigarrillos de tabaco. Los beneficios y riesgos sobre el uso de los cigarrillos electrónicos son objeto de polémica. Los defensores lo presentan como una alternativa al cigarro tradicional con un impacto mucho menor a la salud, o como terapia de reemplazo de nicotina para dejar de fumar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios