www.diariocritico.com

Ramón Irigoyen

El helenista y escritor Ramón Irigoyen, que ha traducido y prologado la obra, propone ahora una nueva lectura del clásico 'Prometeo encadenado'. En tiempos de corrupción generalizada y guerra sucia por el poder, Prometeo se erige como figura, casi arquetípica, del buen ladrón. Traicionó a los titanes, que es como decir que vendió a los de su clan. Y lo hizo cometiendo una ilegalidad benigna: robó para darlo a los más desfavorecidos, los hombres y mujeres de a pie.