www.diariocritico.com
Escena de 'La casa de los espíritus'
Escena de 'La casa de los espíritus' (Foto: Jesús Ugalde)

Crítica de la obra de teatro 'La casa de los espíritus': escribir para burlar la falta de memoria

miércoles 28 de abril de 2021, 12:33h

Anna Maria Ricart ha hecho una adaptación redonda para la escena de ‘La casa de los espíritus’, de Isabel Allende, y firma también la dramaturgia junto a Carme Portaceli, que dirige con enorme acierto la propuesta. La obra, que puede verse en la sala principal del Teatro Español de Madrid hasta mediados de mayo próximo, traslada al espectador durante casi tres horas y media la magia y el realismo social que plasmó Allende en su novela, publicada hace ya casi 40 años (1982).

Memoria, amor, realismo mágico, violencia, cambios sociales y políticos, contradicciones personales y sociales, venganzas, perdón y reconciliación se dan cita en la novela y en la propuesta escénica a través de las cuatro generaciones de una familia chilena –los Trueba Del Valle-, cuya vida y avatares personales discurren desde finales del XIX hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX, culminando en la llegada de Salvador Allende al poder y el posterior triunfo del golpe de estado llevado a cabo por el ejército, con Pinochet a la cabeza, para desalojar del Palacio de la Moneda al presidente legítimamente constituido, a través de la fuerza.

Partiendo del matrimonio de Esteban Trueba y Clara Del Valle, encarnados con solvencia y credibilidad fascinantes por Francesc Garrido y Carmen Conesa, la historia de los Trueba está cargada de vicisitudes previas y posteriores a su matrimonio que arrastran de forma incontenible e involuntaria a todos ellos por caminos impensables. Para empezar, Esteban quería casarse con Rosa del Valle, hermana de Clara, pero esta es envenenada involuntariamente por enemigos políticos de su padre, que es a quién verdaderamente iba destinado el mortal producto químico. Consternado, Esteban decide marcharse a la hacienda familiar y reconstruirla. Diez años más tarde, tras haberla levantado con esfuerzo y ahínco, Esteban vuelve a reencontrarse con la familia Del Valle y se casa con Clara, la hermana menor de Rosa. Pero Férula, la hermana de Esteban, -soberbia Gabriela Flores, que también interpreta a la prostituta Tránsito Soto-, se enamora también de ella y provoca que su hermano la eche de la casa…

Estupendos así mismo Miranda Gas, Inma Cuevas (Alba y Blanca, nieta e hija de Clara, respectivamente), David Fernández “Fabu” (Nicolás, hermano de Blanca), Jordi Collet, Borja Luna (Pedro Tercero), Pilar Matas (Nada/Petra García) y Guillermo Serrano (Jaime, hermano de Clara y mellizo de Nicolás).

A pesar de que las acciones, que paulatinamente va descubriendo y desenmarañando Alba -hija de Blanca y nieta de Clara-, se plantean en muchas ocasiones de forma paralela, no hay confusión alguna para el espectador, y la mezcla de realismo y magia –eso que otros llaman destino, suerte o casualidad-, aparecen fundidas y confundidas con absoluta naturalidad gracias al acierto de la puesta en escena de Portaceli, apoyada en su espléndido equipo artístico: Paco Azorín, diseñador del sencillo y poético espacio escénico; David Picazo, de la mágica iluminación; Carlota Ferrer, que ha ideado un primoroso y sensual vestuario en colores blanco, verde, rojo y negro; Ferrán Carvajal, que ha planteado la preciosa coreografía y el movimiento escénico; Jordi Collet, además de actor, autor de la música original y del espacio sonoro, y Miquel Àngel Raió y Pablo de la Huerga, diseñadores de vídeo y sonido respectivamente, tan presentes en todo el montaje.

Un montaje que en definitiva, es una verdadera delicia disfrutar, y cuya duración no sólo no debe levantar las dudas de los espectadores, sino todo lo contrario porque uno queda aún con ganas de seguir sumergido en medio de ese fragor de vida que es la historia. Personal, familiar o social, da lo mismo. Lo importante es la vida y en ‘La casa de los espíritus’ la hay y a raudales. Muy interesante.

Y, para terminar, sólo una modesta sugerencia: si el espectáculo pudiera comenzar sólo media hora antes, es decir, a las 18:30 h., en lugar de las 19 h., el público lo agradecería para no tener que volver precipitadamente a casa en estos tiempos de toques de queda pandémicos.

‘La casa de los espíritus’

Autora: Isabel Allende

Dirección: Carme Portaceli

Adaptación: Anna Maria Ricart

Dramaturgia: Anna Maria Ricart y Carme Portaceli

Reparto: Jordi Collet, Inma Cuevas, Gabriela Flores, Francesc Garrido, Pilar Matas, Carmen Conesa, David Fernández «Fabu», Miranda Gas, Borja Luna y Guillermo Serrano

Diseño de escenografía: Paco Azorín

Diseño de iluminación: David Picazo

Diseño de vestuario: Carlota Ferrer

Coreografía y movimiento: Ferrán Carvajal

Música original y espacio sonoro: Jordi Collet

Diseño de vídeo: Miquel Àngel Raió

Diseño de sonido: Pablo de la Huerga

Ayudante de escenografía: Fer Muratori

Ayudante de vestuario: Sonia Capilla

Ayudante de dirección: Montse Tixé

Una coproducción de Teatro Español, Grec 2020 Festival de Barcelona y Teatre Romea

Teatro Español, Madrid

Hasta el 16 de mayo de 2021

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios