www.diariocritico.com
(Foto: Bruno Rascao)
(Foto: Bruno Rascao)

'La extinta poética': un resquicio de esperanza para superar la epidemia

miércoles 07 de diciembre de 2016, 09:26h

El grupo aragonés Nueve de Nueve Teatro, Premio Max en 2010, lleva al Teatro Español de Madrid la obra 'La Extinta Poética', un texto de Eusebio Calonge, que dirige Francisco Sánchez (Paco de La Zaranda).

Como se indica en el dossier de la obra, esta es la primera vez en los casi 40 años de historia de La Zaranda, que uno de sus fundadores y director de la compañía, Paco de La Zaranda, y el dramaturgo de cabecera del grupo jerezano, Eusebio Calonge, afrontan una creación fuera de su círculo habitual. Ambos hacen una excepción trabajando como director y dramaturgo fuera de su propia compañía, algo inusual que hace particular este proyecto, que está desgarradamente interpretado por Carmen Barrantes, Laura Gómez-Lacueva, Ingrid Magrinyà y Rafael Ponce.

La pesadilla atroz que vive una familia que hoy llamaríamos desestructurada -padre borrachín, madre clásica pero despreocupada, una hija embarazada que quiere casarse pero cuyo supuesto novio no llega a la boda, y una segunda hija gravemente discapacitada-, es el paisaje por donde se mueve ‘La extinta poética’, navegando entre el humor negro, la desesperanza, el pesimismo existencial y la poesía, como única tabla de salvación de un mundo esquizofrénico y mercantilizado en donde cuenta todo menos el hombre, que ha sido desplazado del centro de la creación.

En un montaje en donde la sucesión permanente de monólogos pone dramáticamente de manifiesto la falta de comunicación; con una escenografía, de Paco de la Zaranda, casi inexistente, con apenas un carrito que transporta a la chica con discapacidad, y un gran lienzo de tela que sirve lo mismo para soñar con el vestido para la boda que para cubrirse con él como si fuese el hogar familiar, la vida discurre atroz, desgarrada, brutal y descarnada entre barbitúricos y calmantes, antiinflamatorios y analgésicos, antibióticos y sulfamidas, como falsos sustitutos de la palabra, de la vida, de la comunicación entre padres e hijas.

En medio de una escenografía que recuerda el expresionismo pictórico (grandes chorros de luz en medio de siniestros oscuros…) y del esperpento valleinclanesco, Paco de La Zaranda tensa el texto de Calonge y los componentes de Nueve de Nueve Teatro lo interiorizan y lo recrean con una fuerza tremenda hasta convertirlo en un latigazo a las conciencias de los espectadores que asisten incómodos y sobrecogidos ante tanta miseria moral, muy posiblemente porque también se ven reconocidos -en todo o en parte- en ella misma.

La menor de las hermanas, convertida en una moderna Ofelia shakespeariana, resurge, finalmente, de las cenizas de la muerte en vida, para dar un cierto hálito de esperanza ante una situación grotesca en la que todos estamos sumergidos y de la que solo la poesía puede salvarnos ante el avance inexorable de tantos y tantos peligros como acechan al hombre de nuestros días.

El montaje es, en fin, un soplo de aire fresco, tan duro como valiente, tan sincero como descarnado, de unos 80 minutos de duración, en el que la estética y la ética se dan empujones para hacer hueco al hombre de nuestro tiempo, que anda ausente y despreocupado por valores y esencias que definen -o debieran hacerlo- su propia y, por momentos, olvidada condición.

‘La extinta poética’

Texto e iluminación: Eusebio Calonge

Dirección: Paco de La Zaranda

Intérpretes: Carmen Barrantes, Laura Gómez-Lacueva, Ingrid Magrinyà y Rafael Ponce

Espacio sonoro: Torsten Weber

Fotografía: Bruno Rascao

Teatro Español, Madrid

Hasta el 22 de diciembre

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios