www.diariocritico.com
'La medida exacta del universo' o el bulevar de los sueños rotos

'La medida exacta del universo' o el bulevar de los sueños rotos

martes 01 de octubre de 2019, 09:37h

Aunque uno intenta llegar a todo, sabe muy bien que es imposible. Menos aún hacerlo a tiempo. Me ha ocurrido con ‘La medida exacta del universo’ que -como ya se ha encargado de advertir en estas mismas páginas Juan Pedro Carrasco-, ha podido verse todos los domingos de septiembre en Nave 73. Conseguí alcanzar -y por los pelos-, la última representación, la del domingo 29 de septiembre, y con el teatro hasta la bandera. Así, de entrada, confieso que mereció la pena.

El montaje ha sido escrito y dirigido por Juan Jiménez Estepa (autor, entre otros textos, de Norway o Los hombres tristes), un hombre orquesta del teatro que lo mismo actúa, que escribe o dirige. En esta ocasión se ha conformado con estas dos últimas facetas y lo cierto es que ha dado en la diana. Su texto no es aparentemente pretencioso y su dirección hace que cuanto acontece en escena sea natural. Y lo es que unos jóvenes se enamoren, que ese amor termine, que vuelvan a enamorarse, que tengan hijos y que, más tarde o más temprano, y otra vez por esos avatares del destino, las cosas se tuerzan, como los renglones de Dios, y se vean situados donde nunca pensaron encontrarse. Así es la vida.

Dos chicos, él (Carlos Guerrero, Lucas cuando era joven) y Ella (Teresa Mencía), van a Londres a estudiar y por esos misterios del amor, del destino, o del universo, un día a una hora se encuentran en la puerta del restaurante del hotel en donde ambos trabajan. Hablan. Salen. Se enamoran. Pero la historia se acaba cuando se termina su estancia en la capital británica. De eso hace ya 17 años. Ahora, hoy, el chico, Lucas (Carlos Algaba), es padre de un niño, Nico, que ha tenido con Zoe, otra joven que un día se cruzó en su vida (estupenda Elisa Berriozabal, dulce, destrozada, pero aceptando con determinación que uno hace lo que puede) y, aunque están separados, ambos se quieren a su modo. Zoe está decidida a no dar marcha atrás, y Lucas, que ha dejado un trabajo muy bien remunerado por un puesto de investigador mal pagado en la Complutense… No sabe qué hacer, si seguir en esa línea (la que puede dar sentido a su vocación profesional) o regresar al trabajo anterior (la que garantizaría un futuro mejor a su hijo). Para tratar de aclararse, vuelve un fin de semana a Londres para intentar reconstruir su pasado y conectarlo con su presente, o lo que es lo mismo, para ver qué puede rescatar de aquellos sueños de los que hoy apenas quedan unos cuantos recuerdos…

Carlos Algaba, Elisa Berriozabal, Carlos Guerrero, Teresa Mencía y Pilar Gómez (personaje que encarna en off a la madre de Lucas, una mujer del Sur, realista y con gran sentido del humor), se meten con alma y cuerpo en la mente y en el corazón de los personajes que encarnan. Juntos conforman una fábula que toca muy de cerca especialmente a los treinta y cuarentañeros de nuestros días, que están comenzando a descubrir que la vida es una elección permanente de alternativas que, inevitablemente, se nos van presentando día a día y cuyo error o acierto conforman nuestro ser. Y lo peor es que no hay vuelta atrás, no se puede retroceder a un punto P para, desde allí, reconstruir el rumbo equivocado de nuestras existencias.

Entre querer y poder existe un trecho enorme, que no siempre es posible recorrer y, aunque la distancia de la Tierra a la Luna sea muy inferior a la existente entre nuestro planeta y la más cercana de las estrellas, ambas pueden constituir un abismo imposible de franquear. Lucas no ha sabido entenderlo. Zoe sí, aunque con todo el dolor del mundo. ‘La medida exacta del universo’ es de esos montajes de los que uno está seguro que volverán a escena. Atentos, pues, a que las estrellas vuelvan a alinearse porque el montaje lo merece.

'La medida exacta del universo'

Dirección y dramaturgia: Juan Jiménez Estepa

Ayudante de dirección: Daniel Oliva

Intérpretes: Carlos Algaba, Elisa Berriozabal, Carlos Guerrero, Teresa Mencía y la colaboración de Pilar Gómez (voz en off)

Escenografía y diseño de luces: Javier Ruiz de Alegría

Vestuario: La Teatra

Diseño gráfico y fotografía: Daniel Oliva y Juan Jiménez Estepa

Producción: Eslinga Producciones

Sala Nave 73, Madrid

8, 15, 22 y 29 de septiembre de

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.